La prestigiosa revista Nature Sustainability publicó el 5 de noviembre un estudio que revela que, desde 2016 hasta el 2018, la minería de criptomonedas ha consumido más energía que la minería de minerales para producir el mismo valor.

El estudio fue realizado por científicos del Instituto de Ciencia y Educación Oak Ridge del Departamento de Energía de los Estados Unidos. En él evaluaron cuánta energía consume el minado de criptomonedas en comparación con los óxidos de aluminio, cobre, oro, platino y tierras raras.

Los científicos revisaron el período desde el 1 de enero de 2016 hasta el 30 de junio de 2018 y encontraron que la extracción de Bitcoin (BTC), Ethereum (ETH), Litecoin (LTC) y Monero (XMR) consumió un promedio de 17, 7 , 7 y 14 megajulios (MJ) para generar un dólar estadounidense, respectivamente.

En comparación, los óxidos de minería de aluminio, cobre, oro, platino y tierras raras consumieron 122, 4, 5, 7 y 9 MJ para generar el mismo valor. Estos hallazgos indican que la minería, con la excepción del aluminio y algunos óxidos, consume menos energía.

Además, señalaron que si bien los precios de mercado de las monedas son bastante volátiles, tres de las cuatro criptomonedas que han tenido una tendencia constante al alza, lo que sugiere que los requisitos de energía seguirán aumentando. Por ejemplo, en 2016, BTC necesitó 17 MJ para generar un dólar estadounidense, pero ahora consume 19 MJ.

Otro punto importante que señala el estudio es la cantidad de CO2 que genera la minería de criptomoendas: “durante este período, estimamos que la minería de las 4 criptomonedas fue responsable de 3 a 15 millones de toneladas de CO2”; pero no señalan la cantidad de CO2 generada por la minería de minerales.

Sin embargo, hay que señalar que si bien hay una tendencia al aumento del consumo de energía para el minado de criptoactivos, no hay que descartar la posibilidad de que surjan equipos de minería más eficientes, que a la larga bajen el consumo.

Escribir un comentario