Fumar es la causa de muerte prevenible más importante en el mundo occidental, causando alrededor de 5 millones de muertes prematuras en todo el mundo cada año. El humo del cigarrillo es un factor de riesgo importante para la enfermedad cardiovascular y la segunda causa principal de mortalidad después de la hipertensión arterial.

De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de Salud, más de mil millones de personas fuman y la prevalencia aumenta constantemente. Varios factores ambientales y genéticos contribuyen al inicio del hábito de fumar, y aunque la mayoría de los fumadores desean abandonar el hábito, generalmente fracasan en sus intentos debido a la fuerte adicción a la nicotina.

Examinando el historial

Si bien estudios realizados hasta la fecha sugieren que el mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en los fumadores disminuye unos años después de dejar de fumar, tales investigaciones no han podido analizar el historial de tabaquismo, incluidos los cambios en los hábitos de fumar o las variaciones en la cantidad de cigarrillos fumados por día.

De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de Salud, más de mil millones de personas fuman y la prevalencia aumenta constantemente.

En este sentido, un estudio preliminar que se presentará en las sesiones científicas de la American Heart Association 2018, un equipo de investigadores analizó información, incluida la historia de tabaquismo de toda la vida, de casi 8.700 participantes que estaban libres de enfermedad cardiovascular al inicio del estudio.

El punto medio de seguimiento entre los participantes fue de 27 años, tiempo durante el cual, se comparó el riesgo de enfermedad cardiovascular entre los fumadores actuales, los que abandonaron el hábito y los que nunca fueron fumadores.

Hallazgos manifiestos

El análisis de los datos reveló que más del 70 por ciento de los eventos de enfermedades cardiovasculares en fumadores actuales o anteriores, ocurrieron entre quienes fumaron al menos una cajetilla de cigarrillos por día durante 20 años.

El estudio muestra que las personas que dejaron de fumar en los últimos cinco años, redujeron su riesgo de enfermedad cardiovascular en un 38 por ciento.

Los investigadores también encontraron que las personas que habían dejado de fumar en los últimos cinco años, redujeron su riesgo de enfermedad cardiovascular en un 38 por ciento en comparación con los que continúan fumando.

Adicionalmente, el estudio encontró que se requiere de al menos 16 años para que el riesgo de enfermedad cardiovascular un ex fumador alcance el mismo nivel de una persona que nunca ha fumado.

La Dra. Meredith Duncan, académica en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee, Estados Unidos, se refirió a la investigación y comentó:

“En conjunto, estos hallazgos subrayan los beneficios de dejar de fumar. La conclusión es que si fumas, ahora es un buen momento para dejar de fumar”.

Referencias:

If you smoke, now is a very good time to quit. American Heart Association Meeting News Brief, 2018. https://goo.gl/VXwoPH

Impact of smoking and smoking cessation on cardiovascular events and mortality among older adults: meta-analysis of individual participant data from prospective cohort studies of the CHANCES consortium. BMJ, 2015. https://doi.org/10.1136/bmj.h1551

Más en TekCrispy