La unidad de delito informáticos de la policía turca desarticuló una banda que había conseguido robar “bitcoins por valor de 437,000 liras turcas” (más de $ 80,000), informó un medio local.

La unidad detuvo a 11 personas sospechosas de hackear correos electrónicos, cuentas de usuarios y Wallets de criptomonedas. Las criptoactivos robados fueron transferidos a una Wallet propiedad de los delincuentes y posteriormente vendidos por dinero fiat.

La operación se inició después de que la policía recibió una serie de quejas de varias de las víctimas que perdieron sus activos digitales. Las autoridades locales informaron de hasta ahora 14 personas fueron víctimas de los criminales.

La policía identificó a algunos de los sospechosos mediante el rastreo un número de teléfono que utilizaron para registrarse en las plataformas comerciales donde intercambiaron la criptomoneda. Los ladrones movieron el dinero a través de numerosas cuentas para cubrir sus huellas, detalló otro medio local.

Pero fue el 26 de octubre, cuando los agentes de la unidad entraron en acción. Detuvieron a 11 personas en diferentes domicilios en Estambul. Actualmente, 10 de los acusados ​​permanecen bajo custodia. Los policías también incautaron 18 teléfonos móviles, tarjetas SIM, 22 tarjetas de memoria, seis computadoras portátiles, tres discos duros, una tableta, y varios documentos de identidad falsos.

Otro punto clave de la investigación fue el rastreo de los sospechosos cuando intentaron retirar el dinero fiat de varios bancos y cajeros automáticos; varios quedaron en evidencia al ser grabados por las cámaras de seguridad.

Hay que destacas que las autoridades siguen en la búsqueda de más víctimas.

La crisis económica que atraviesa el país de 80 millones de personas a llevado a los turcos a convertirse en tenedores de criptomonedas para defender su poder adquisitivo. Incluso ya las firmas de bienes raíces están operando con Bitcoin. Por lo tanto, no será extraño que se repitan ese tipo de delitos en el país.