Los trastornos del sueño son más frecuentes de lo que se cree; de hecho, muchas personas están familiarizadas con trastornos como el insomnio o el sonambulismo. Sin embargo, unos más sorprendentes que otros; tal es el caso se la sexsomnia o, también conocida como sonambulismo sexual.

El sonambulismo sexual es una parasomnia caracterizada por comportamientos de índole sexual durante el sueño; por lo general, las personas que sufren de esto no son conscientes de su comportamiento ni recuerdan lo que ocurrió al día siguiente. En pocas palabras, la sexsomnia es una forma de sonambulismo en la que las personas emprenden actividades sexuales mientras duermen.

¿Qué es la sexsomnia?

Al revisar la bibliografía disponible, se recogen apenas unos 200 casos de sexsomnia; sin embargo, es posible que este trastorno sea mucho más frecuente. No obstante, lo más probable es que las personas que sufren este tipo de trastorno del sueño se resistan a buscar ayuda, por desconocimiento, vergüenza o temor.

Aun así, según los expertos, se trata de un trastorno validado por la ciencia. Cuando una persona sufre de sonambulismo sexual, experimenta episodios en los que, durante el sueño, generalmente durante la fase de movimientos oculares rápidos o sueño REM, emite comportamientos sexuales. Asimismo, esto puede ocurrir independientemente de si la persona está durmiendo sola o acompañada.

Lo más llamativo del caso es que, tal como ocurre con el sonambulismo, las personas no son conscientes de sus comportamientos sexuales; es decir, estos no se realizan de forma voluntaria. Al respecto, los expertos hacen énfasis en que se trata de un trastorno del sueño; por lo tanto, debemos tener presente que la sexsomnia no tiene nada que ver con alteraciones sexuales, depravaciones ni disfunciones de índole sexual.

Por su parte, de acuerdo a los registros existentes, se trata de un trastorno que se presenta con mayor frecuencia en hombres; en la misma línea, el sonambulismo sexual suele ocurrir entre los 25 y los 45 años de edad. Sin embargo, a ciencia cierta no se sabe su prevalencia, ya que son pocas las personas las que se atreven a consultar a un especialista respecto a este problema.

El sonambulismo sexual es un trastorno que debe recibir tratamiento

Al igual que con el sonambulismo, se desconocen las causas de la sexsomnia; de hecho, se plantea que la sexsomnia es un tipo de sonambulismo en particular. Por tanto, a la hora de tratar este problema, es importante explicarle a los pacientes y sus allegados que no se trata de ninguna enfermedad, sino de un trastorno del sueño, para lo que existen medicamentos que fungen como tratamiento.

Por su parte, resulta de especial importancia identificar los estímulos que despiertan a los pacientes; en este sentido, se plantea que algunos estímulos, como la apnea del sueño, pueden despertar a las personas, disparando los comportamientos sonámbulos. En este caso, lo ideal es identificar estas fuentes de estimulación a fin de evitar que las personas se despierten y pongan en marcha las actividades sexuales.

Por último, los expertos aseguran que este trastorno requiere de un tratamiento adecuado, ya que puede tener importantes implicaciones; por ejemplo, puede ocurrir que una persona con sexsomnia se despierte a mitad de la noche y tenga relaciones sexuales con un desconocido, lo que puede ser peligroso; además, esto puede tener implicaciones legales, en caso de que se les acuse de algún tipo de agresión sexual. No obstante, es necesario tener presente que no se trata de un comportamiento voluntario.

Referencia: Sexsomnia: Abnormal sexual behavior during sleep. https://doi.org/10.1016/j.brainresrev.2007.06.005

Más en TekCrispy