A pesar de que los sentimientos subjetivos son una característica central de la vida humana, su organización relativa no se comprende completamente. Esta falta de entendimiento ha impulsado a un equipo de investigadores a emprender un estudio cuyos resultados aportan nueva y valiosa información al respecto.

Los investigadores han producido mapas detallados de lo que ellos llaman el “espacio del sentimiento humano”, mostrando cómo cada sentimientos subjetivo se asocia con un conjunto único de sensaciones corporales.

Percepción de sentimientos

En un trabajo previo realizado en el año 2014, los investigadores determinaron mapas que muestran las distintas sensaciones corporales asociadas con seis emociones básicas, como la ira, el miedo, la felicidad y la tristeza, y siete estados emocionales complejos, como la ansiedad, el amor, el orgullo y la vergüenza.

Los mapas muestran cómo cada sentimiento subjetivo se asocia con un conjunto único de sensaciones corporales.

Sobre la base de ese trabajo, los investigadores reclutaron a 1.026 participantes y les pidieron que completaran una encuesta en línea diseñada para evaluar cómo perciben 100 sentimientos subjetivos “centrales”, que abarcan desde estados homeostáticos como el hambre y la sed, a estados emocionales como la ira y el placer, y funciones cognitivas como imaginar y recordar.

Sus descripciones de los sentimientos se agruparon en cinco grupos distintos: emociones positivas, como la felicidad y la unidad; emociones negativas, como el miedo y la vergüenza; procesos de cognitivos, tales como escuchar y memorizar; sensaciones homeostáticas, como el hambre y la sed; y sensaciones asociadas con enfermedades, como toser y estornudar.

Posteriormente se les solicitó a los participantes que indicaran exactamente en qué parte del cuerpo sintieron cada estado, lo que le permitió a los investigadores hacer un mapa de las sensaciones corporales asociadas con cada uno de los sentimientos centrales.

Retroalimentación corporal

Los mapas mostraron que, a pesar de las similitudes, cada sentimiento central estaba asociado con un conjunto único de sensaciones corporales.

Por ejemplo, los participantes reportaron percibir enojo principalmente en la cabeza y las manos, ansiedad, en el pecho, y tristeza en el pecho y en la cabeza.

Aunque sentimientos similares produjeron mapas corporales similares, la intensidad y distribución precisa de las sensaciones corporales asociadas con cada uno fue única.

Profesor Lauri Nummenmaa, coautor del estudio.

El investigador Lauri Nummenmaa, profesor en el Centro PET de la Universidad de Turku y coautor del estudio, expresó:

“Estos resultados muestran que los sentimientos conscientes provienen de la retroalimentación corporal. Aunque la conciencia emerge debido a la función cerebral y experimentamos que nuestra conciencia está ‘alojada’ en el cerebro, la retroalimentación corporal contribuye significativamente a una amplia variedad de sentimientos subjetivos.”

Los nuevos resultados proporcionan aún más evidencia de la idea emergente de que el cuerpo desempeña un papel crucial en los procesos cognitivos y emocionales, algo que, hasta hace muy poco, se ha pasado por alto.

Referencia: Maps of subjective feelings. PNAS, 2018. https://doi.org/10.1073/pnas.1807390115

Más en TekCrispy