Cameron y Tyler Winklevoss, gemelos de renombre en el mercado de las criptomonedas, han presentado cargos contra el inversor y empresario de bitcoin, Charlie Shrem, por el incumplimiento de un acuerdo comercial.

Un informe publicado por el New York Times el día jueves plantea que Shrem ayudó a los hermanos Winklevoss a invertir en Bitcoin durante el año 2012. El empresario ha estado implicado ya en varias operaciones ilícitas, llegando a estar en presión por lavado de dinero y por su propio Exchange, BitInstant, por transferencia de dinero sin licencia.

En el documento de la demanda se explica que Shrem hacía el papel de asesor de cifrado, y aceptó US$ 750,000 para comprar bitcoins a su nombre. En septiembre del año 2012, los Winklevoss le proporcionaron US$ 250,000 adicionales con el mismo fin, pero luego de ello se percataron de que el empresario no les había devuelto la cantidad total equivalente en bitcoins.

Al parecer la cantidad recibida ha sido de aproximadamente 5,000 bitcoins, los cuales al precio actual equivalen a US$ 32 millones; y al momento de iniciarse el acuerdo, el bitcoin valía unos US$ 12,50.

La demanda había sido iniciada por los hermanos durante el mes de septiembre, pero apenas fue sacada a la luz el día de hoy. En esta se expone que Shrem ha realizado compras extravagantes desde que salió de prisión, y esto resulta bastante sospechoso considerando que en aquel  momento no contaba con recursos suficientes. Entre estas adquisiciones, podemos mencionar dos autos deportivos Maserati, dos lanchas y una propiedad en Florida, valorada en US$ 2 millones. Todas estas se atribuyen a la criptomoneda malversada. Citamos:

“O Shrem ha sido increíblemente afortunado y exitoso desde que salió de la cárcel, o, más probablemente, ‘adquirió’ sus seis propiedades, dos Maseratis, dos lanchas y otras participaciones con el valor apreciado de los 5.000 Bitcoins que robó…”

Sin embargo, el abogado de Shrem, Brian Klein, dijo en un comunicado publicado por el NYT:

“La demanda alega erróneamente que hace aproximadamente seis años, Charlie esencialmente malversó miles de Bitcoins. Nada podría estar más lejos de la verdad. Charlie planea defenderse vigorosamente y limpiar su nombre rápidamente”.

Hasta el momento, la información que se maneja es que los activos de Shrem fueron congelados por el juez anterior. Y, considerando que en su pena por el delito de lavado de dinero llegó a un acuerdo en el que proporcionaría US$ 950,000 al gobierno de EE. UU y no fue cumplido, es probable que esta vez la sentencia sea más severa.

Escribir un comentario