El escenario financiero nunca está libre de crímenes y con el surgimiento de las criptomonedas el panorama se ha venido complicando. Un caso reciente pone en tela de juicio a dos oficiales gubernamentales de Bulgaria, quienes efectuaron chantajes de pagos en bitcoins (BTC) a cambio de emitir documentos y pasaportes a inmigrantes ucranianos.

De acuerdo con las declaraciones de las autoridades, los criminales –quienes eran empleados administrativos de la Agencia Nacional de Ciudadanos Búlgaros en el Extranjero– realizaron un promedio de cinco o 15 sobornos a la semana para emitir dichos documentos, desde mediados del 2017.

Además, algunos testigos han afirmado que si se oponían al soborno, sus documentos seguramente llegarían con retardos considerables.

En este sentido, las alegaciones de un individuo ucranianos destacan que su pasaporte había sido rechazado en su primer intento de emisión, y que solo tras el pago correspondiente en criptomonedas, le fue posible su obtención.

Actualmente, el juicio se está llevando a cabo, dejando en evidencia que las autoridades han encontrado monedas digitales en las carteras digitales de BTC de los acusados. Aún así, la defensa de los ex-oficiales sigue alegando que su posición es inocente y que ambos no poseen tales fondos.

Otros testigos en el caso, uno de los cuales fungía como director de la Agencia Nacional, ratificó que estaba en conocimiento sobre los acontecimientos desde hacía meses. Por su parte, el otro testigo destacó que pagó unos €5.000 en dos ocasiones a cambio de sus documentos personales.