La bulimia es un trastorno de la conducta alimentaria bastante frecuente que puede ocasionar la muerte; de acuerdo a estimaciones, alrededor del 1% de la población mundial sufre de este trastorno. Teniendo en cuenta la gravedad de sus síntomas y sus consecuencias, se trata de una enfermedad que merece la atención de los investigadores.

Al respecto, recientemente, un equipo de investigadores ha descubierto que un rasgo de personalidad, el perfeccionismo, aumenta significativamente los riesgos de desarrollar bulimia.

¿Qué es la bulimia?

La bulimia nerviosa es un trastorno del comportamiento alimentario caracterizado por la presencia de atracones, seguidos por la puesta en marcha de conductas destinadas a evitar aumentar de peso; en este sentido, las personas que sufren de este trastorno, experimentan episodios en los que consumen grandes cantidades de alimentos de forma compulsiva; posterior a esto, vomitan, se purgan o hacen ejercicios obsesivamente, a fin de evitar el aumento de peso.

Esta es una enfermedad bastante común y potencialmente mortal; de hecho, se ha demostrado que el 2% de las personas con este trastorno mueren cada década. Por su parte, la bulimia causa problemas en el tracto gastro esofágico, desequilibrios químicos y hormonales, pancreatitis, problemas respiratorios y demás consecuencias negativas.

Son muchas las causas que se relacionan a la bulimia, entre ellas se pueden contar problemas de imagen corporal, depresión, presiones sociales, entre otros. Así, con el objetivo de comprender los factores que desencadenan este trastorno, un equipo de investigadores de la Universidad de Dalhousie, analizó la relación entre los rasgos de personalidad y la bulimia.

Para ello, se llevó a cabo una revisión sistemática de 12 estudios longitudinales sobre la bulimia, en los que participaron un total de 4.665 personas. Específicamente, un 86,5% de los participantes eran mujeres, incluyendo adolescentes, jóvenes y adultos, con una edad promedio de 19 años. De esta manera, se descubrió que el perfeccionismo como rasgo de personalidad es un factor que aumenta los riesgos de desarrollar bulimia a lo largo de la vida.

Bulimia y perfeccionismo

El perfeccionismo está asociado a altos niveles de ansiedad, lo que puede desencadenar trastornos de la conducta alimentaria, como la bulimia.

Tras llevar a cabo una revisión sistemática de varias investigaciones sobre la bulimia, se descubrió que las personas con rasgos de perfeccionismo en su personalidad, tienen mayores probabilidades de desarrollar bulimia.

El perfeccionismo es un rasgo de personalidad a partir del cual las personas se esfuerzan arduamente por lograr la perfección; en este sentido, estos individuos tienen altos estándares de actuación, a menudo irreales, tanto para sí mismos como para los demás. De esta manera, una persona perfeccionista difícilmente estará satisfecha son su desempeño y se criticará continuamente cuando su rendimiento no es perfecto.

De esta manera, el perfeccionismo puede relacionarse de varias formas con la bulimia; en primer lugar, es posible que estas personas terminen haciéndose daño a sí mismas al seguir un estándar de belleza supuestamente perfecto, pero irreal.

Por otro lado, el perfeccionismo desencadena problemas en las interacciones sociales y sentimientos de tristeza; por lo tanto, las personas con estos rasgos de personalidad pueden recurrir a los atracones para lidiar con la tristeza y la soledad. Asimismo, los síntomas de este trastorno pueden funcionar como un escape temporal a las presiones, tanto externas como internas, que perciben.

Finalmente, los investigadores sugieren que este descubrimiento podría orientar el desarrollo de estrategias, tanto de prevención como de tratamiento, para luchar contra la bulimia. En este sentido, en lugar de tratar únicamente los síntomas, como los vómitos y atracones, sería posible ir directamente hacia los rasgos de personalidad, como el perfeccionismo, para evitar el desarrollo y el progreso de esta enfermedad.

Referencia: Are perfectionism dimensions risk factors for bulimic symptoms? A meta-analysis of longitudinal studies. https://doi.org/10.1016/j.paid.2018.09.022

Más en TekCrispy