El Departamento de Justicia (DoJ, por sus siglas en inglés) de EE.UU ha acusado formalmente a compañía estatal china por supuestamente robar secretos comerciales de Micron, fabricante de chips estadounidense.

Según un informe de Bloomberg, esta es la cuarta vez en apenas un mes que el DoJ acusa a entidades vinculadas a Pekín de intentar sustraer secretos comerciales en EE.UU, e incluso ha amenazado a los chinos con emprender nuevas acciones a fin de combatir el espionaje comercial.

En concreto, la acusación formal del DoJ menciona a la firma Fujian Jinhua Integrated Circuit Co, con sede en China, y a la empresa Microelectronics Corp (UMC), con sede en Taiwán, de trabajar colaborativamente para robar secretos comerciales de la firma Micron Technologies, con sede en EE.UU.

El Fiscal General de EE.UU, Jeff Sessions, aseguró en el comunicado que los productos de Micron abarcan del 20 al 25 por ciento del sector de las memorias DRAM. En una conferencia de prensa lleva a cabo hoy, el funcionario aseguró que esta empresa produce chips semiconductores catalogados como los más avanzados de la actualidad.

En relación al supuesto espionaje chino, Sessions dijo que el mismo había aumentado de manera rápida, y no solo se ha limitado al sector de los semiconductores. Esto lo dijo con motivo del comunicado del DoJ publicado ayer, donde se acusa a un grupo de espías chinos de intentar obtener secretos tecnológicos de una compañía aeroespacial.

El DoJ aseguró hoy que emprenderán acciones para evitar la transferencia de datos entre agentes extranjeros, así como también bloquearán la exportación de productos propensos a manipulación de hardware desde China a EE.UU. De hecho, esta institución trabaja en conjunto con la Oficina Federal de Investigaciones para combatir el espionaje a través de ataques informáticos.

Por su parte, Micron ya demandó a las dos firmas chinas involucradas en el caso el año pasado, acusándolas igualmente de robo de secretos comerciales en EE.UU.

Más en TekCrispy