Aun cuando suena poco creíble, desde el lanzamiento del intercambio Binance para Uganda, se han suscrito a la plataforma 40,000 personas. Esto en contraste con la precaria situación del país, en donde de acuerdo a las estadísticas, casi tres de cada cuatro individuos no poseen cuentas bancarias.

De acuerdo a las declaraciones dadas al portal CoinDesk, se registraron 40,000 suscripciones de usuarios durante la primera semana de operación del mayor intercambio de criptomonedas. Binance lanzó su plataforma a Uganda este mes de octubre. Esto se atribuye a un gran interés de parte de los ugandeses que no poseen cuentas bancarias en comprar criptomonedas como bitcoin o ethereum, las cuales se listan en la plataforma.

De acuerdo a investigadores de la Universidad de Standford, el 74% de los hogares en este país no están afiliados a servicios bancarios. Esta información fue publicada en un artículo reciente para el American Economic Journal, y con respecto a ello, Wei Zhou, el director financiero de Binance, el principal atractivo es que:

“Ellos [los usuarios] solo tienen que tener dinero dentro del sistema de pago móvil. No tienen que tener cuentas bancarias”.

Es importante resaltar que Binance ofrece intercambio de criptomonedas por criptomonedas. En cambio, es nueva filian en Uganda ha extendido su servicio para funcionar como un proveedor local que permite cambiar dinero fiat a moneda digital, y viceversa. La mejor parte de ello, según declaraciones de un empresario de Nairobi, es que estos “activos digitales pueden moverse sin fronteras, por todo el continente”.

Antes de la llegada de Binance Uganda, los ciudadanos ugandeses que quisieran hacer comercio con moneda digitales, contaban con muy pocas alternativas. Entre ellas, intercambios entre iguales como LocalBitcoins y Golix, en Zimbabwe. Pero de acuerdo a declaraciones emitidas por el presidente de la Asociación de Blockchain de Uganda, Kwame Rugunda, también cofundador de una empresa de cadena de bloques, CryptoSavannah, ninguna de estas plataformas identificaba realmente a la población de un país con deficiencias bancarias e interés por el criptomundo.