El día de ayer 30 de octubre se conoció a través de un comunicado de prensa, que el Instituto Callaghan Innovation respaldado por el propio gobierno de Nueva Zelanda, hizo entrega de una contribución por el monto de US$ 330,000 a una compañía local dedicada a la prestación de servicios de almacenamiento y comercio de criptomonedas.

Vimba, una nueva versión de MyCryptoSaver la cual había sido fundada en el año 2014, es la compañía beneficiada por el programa de subsidio otorgado por este instituto de innovación tecnológica.

El objetivo para la empresa con estos fondos, es ampliar considerablemente su oferta de servicio a los usuarios y de igual forma, emplear mejoras a su plataforma como la incorporación de nuevos criptoactivos y la presentación de nuevas billeteras multifirmas.

El proyecto de subvenciones por parte del Instituto Callaghan tiene como propósito incentivar la investigación y el desarrollo en distintas innovaciones a través del cofinanciamiento, llegando a aportar un porcentaje considerable del capital necesario.

Asimismo, además de este nuevo aporte en materia de criptoactivos, el instituto ya ha hecho numerosas contribuciones a otros proyectos que fueron debidamente aprobadas en ocasiones anteriores.

La plataforma de Vimba permite actualmente a sus usuarios residentes de Nueva Zelanda, la inversión semanal de manera limitada en las principales criptomonedas del ecosistema como Bitcoin (BTC) y Ethereum (ETH). Igualmente, aparte de esta nueva contribución, la compañía ha tenido otras inversiones significativas y mantiene planes próximamente para la expansión de sus servicios al Reino Unido.

Por otra parte, este tipo de subsidios en el cual se cuenta con el respaldo del gobierno de Nueva Zelanda, abre las posibilidades a un trato más amistoso hacia el mercado de criptomonedas y la tecnología blockchain, algo que puede servir como ejemplo para que otros países e institutos con el mismo propósito apoyen proyectos similares.