Pertenecer a una organización de importancia global para el mundo deportivo como la FIFA no garantiza que tus datos privados estén seguros. Así lo ha revelado un informe de The New York Times publicado ayer, donde se revela que la Federación Internacional de Fútbol Asociado reconoció que sus sistemas informáticos fueron comprometidos por hackers desconocidos a principios de este año.

Se trata del segundo ataque en menos de dos años al organismo deportivo, que en 2017 sufrió un hackeo a sus sistemas supuestamente orquestado por una agencia de inteligencia rusa. Al parecer, este nuevo ataque tuvo lugar en marzo de 2018, y el tipo de información comprometida aún no ha sido revelada por la FIFA.

Sin embargo, Football Leaks, un consorcio de organizaciones de medios informativos de Europa anunció que realizará diversas publicaciones sobre los documentos internos que se vieron expuestos tras el ataque informático. Lo que sabemos por ahora, es que los empleados y funcionarios de la UEFA (Unión Europea de Fútbol Asociado) fueron víctimas de un ataque de phishing para que ofrecieran sus contraseñas de inicio de sesión en el sistema interno de la organización.

Las filtraciones de Football Leaks han sido objeto de constante polémica desde que comenzaron a ver luz en 2015, creando incluso un sitio web oficial para publicar documentos que comprometen la reputación de muchas personalidades reconocidas del mundo deportivo, incluyendo prácticas dudosas y normativas rotas a través de evasivas fiscales de clubes de fútbol reconocidos mundialmente.

Por su parte, la FIFA ha condenado cualquier tipo de filtraciones sobre documentos internos de su organización, debido a que la integridad y la confidencialidad de los datos de sus miembros se ve comprometida. Por su parte, Football Leaks ha mantenido su compromiso inicial de limpiar el mundo del fútbol de los funcionarios deshonestos, que establecen vínculos estrechos con funcionarios de la FIFA a fin de influir en el arbitraje de los juegos.

Más en TekCrispy