Un grupo de investigadores de la Universidad de Ghent, en Bélgica, han desarrollado un método para almacenar datos en forma de polvo que podría reemplazar opciones de almacenamiento no tan favorables para el medio ambiente, como las memorias USB. El objetivo a largo plazo es aliviar los problemas de almacenamiento que desde este momento experimentan diversas compañías.

Los expertos, entre los cuales destacaron profesionales de química, bioquímica e informática, lograron crear un procedimiento químico que permite almacenar datos en forma de código QR o un texto plano en polvo. Los investigadores afirman que para desarrollar esta tecnología se inspiraron en el almacenamiento por ADN, una técnica que ofrece la posibilidad de almacenar datos genéticos.

La lectura de los datos puede realizarse a través de un análisis bioquímico que relaciona las moléculas de polvo con una plataforma web, aplicación o mapa en Internet. Según el comunicado oficial sobre el estudio, los investigadores utilizaron dos programas para agilizar la velocidad del procedimiento, uno de los cuales busca realizar análisis de pocos segundos, mientras el otro traduce los datos provenientes del código QR.

De momento, los expertos aseguran que la tecnología requiere más desarrollo para que el almacenamiento de datos sea tan efectivo como resulta actualmente con las memorias USB. En este sentido, se podrían almacenar archivos multimedia de gran tamaño como videos y fotografías de alta calidad.

Otra de las inspiraciones de los investigadores para crear este método de almacenamiento es eliminar la inmensa cantidad de metales contaminantes que poseen las memorias USB y los discos duros. Además, los servidores actuales consumen grandes recursos energéticos que resultan perjudiciales para el medio ambiente.

Finalmente, Steven Martens, investigador miembro del equipo de Ghent, aseguró que es necesario el desarrollo de tecnologías que suplan la alta demanda actual de almacenamiento que se viene dando desde la última década. En todo caso, este método aún no está listo para su implementación en el mundo real, pero las expectativas son buenas para ser incluido como estándar de almacenamiento en los próximos años.

Más en TekCrispy