Mientras los críticos informáticos han estado hablando por mucho tiempo de los ataques que se aprovechan de los errores y vulnerabilidades de los antivirus, Microsoft se puso a trabajar en una solución a este problema, a través del nuevo modo Sandbox anunciado para Windows Defender.

A pesar de que Windows Defender no ha estado a la par de los mejores antivirus del mercado, el modo Sandbox probablemente lo llevará a un nivel envidiable en el mercado actual. A través de su blog, Windows anunció que Windows Defender ahora se puede ejecutar en modo Sandbox, siendo el primero en hacerlo, asegurando además que en caso de que el sistema sea comprometido, tus datos no sufran daños por cualquier malware que esté presente en el sistema.

En el caso del sandboxing, se trata de un método de seguridad que deja aislado el proceso de un software vinculado al sistema operativo. De esta forma, se evita que el programa consuma recursos de hardware y memoria operativa. Sin embargo, la finalidad principal del sandboxing es mitigar el daño ocasionado por un bug o malware.

En este caso, cuando una app está aislada del sistema operativo, su alcance es revocado por otro proceso. Por ello, cuando el malware intente comprometer la PC a través de una sola app, el modo Sandbox lo hará prácticamente imposible.

Desde este momento, Microsoft ha comenzado a probar el modo Sandbox y la nueva función ya está habilitada para los usuarios de Windows Insider. Sin embargo, los usuarios que deseen probar la función de inmediato y validar las promesas de seguridad de Microsoft, pueden hacerlo siguiendo estos pasos:

  1. Abra el menú Inicio y escriba ” cmd.exe “.
  2. Haga clic derecho en el cmd.exe y haga clic en ” Ejecutar como administrador “.
  3. Escriba setx / M MP_FORCE_USE_SANDBOX 1
  4. Presione Enter y espere la validación.
  5. Reinicie la PC.

Más en TekCrispy