Una encuesta llevada a cabo por el grupo de investigación blockchain Clovr, reveló que el 60% de los respondientes desearían que las divisas digitales fueran aceptadas y tratadas de la misma manera que las monedas fiat en las elecciones federales de los Estados Unidos.

Por otra parte, 21% de los encuestados respondió que las criptomonedas no debían ser consideradas de la mima forma que las divisas tradicionales.

El objetivo principal de la encuesta de Clovr era determinar qué clase de impacto podrían tener las divisas digitales en el sistema político. En este sentido, encuestaron a 1,023 personas.

Aquellos que respondieron la encuesta de Clovr debían ser ciudadanos americanos y elegibles para votar. Significantivamente, el 60% de los encuestados comentó que “debería ser legal donar criptomonedas en las elecciones federales bajo las mismas reglas que aplican a las donaciones en dólares americanos.”

Por otra parte, 63% de los encuestados que se identificaron como republicanos, comentaron que las divisas digitales eran una forma segura de pago que podía utilizarse para campañas políticas, mientras que el 52% de los demócratas concordaron.

Asimismo, el 45% de los votantes independientes, estuvieron de acuerdo en que las criptomonedas deberían ser aceptadas como donaciones. Al preguntar sobre las preocupaciones inherentes a la seguridad al lidiar con las criptomonedas, el 73% aseguró que no sería un problema.

En respuesta a las preguntas relacionadas con la estabilidad financiera de las criptomonedas, 52% e los republicanos acordaron que eran suficientemente estables como para una campaña política, en comparación a un 40% de los demócratas y el 35% de los independientes.

Interesante, el 25% de los encuestados aseguró que si las donaciones en criptomonedas se vuelven más comunes, estarían más inclinados a contribuir al financiamiento de los partidos políticos, mientras que el 20% de los republicanos aseguró que donaría más dinero si las criptomonedas fueran un medio aceptado.

En una nota más importante, el 60% de los encuestados aseguró que si se permiten las donaciones en criptomonedas, la posibilidad de una interferencia extranjera en los asuntos políticos norteamericanos aumentaría considerablemente.