Con el objetivo de ver con total claridad, muchas personas alrededor del mundo se ven obligadas a usar lentes; aún más, todas las personas, a medida que envejecen, experimentan un empeoramiento de la visión, por lo que los anteojos son necesarios. No obstante, sobre la base de ciertos mitos, algunos se resisten a usar lentes, a pesar de que los necesiten.

Respecto a este tema, uno de los mitos de mayor difusión sugiere que usar gafas puede empeorar la visión; de esta forma, se cree que las personas que usan anteojos, con el paso del tiempo, empiezan a ser cada vez más dependientes de estos; sin embargo, este mito es totalmente falso.

Los lentes no deterioran la visión

Tal como vimos anteriormente, existe el mito de que usar lentes deteriora la visión. Sin embargo, este es un planteamiento totalmente falso y carente de evidencias que lo respalden. Más bien, usar lentes ayuda a corregir los defectos de la visión y, además, previenen posibles daños.

Sobre esto, los expertos explican que los anteojos se gradúan sobre la base de la anatomía ocular de cada quien; esto incluye la curva frontal de la córnea, el poder refractario del lente intraocular y la longitud del ojo. Por lo tanto, mirar a través de los cristales de los anteojos, de ninguna forma puede cambiar esa configuración anatómica; lo mismo es válido para los lentes de contacto.

Lo más probable es que este mito se haya originado del hecho de que cuando una persona se quita los anteojos, suele percibir el mundo mucho más borroso de lo que recordaba; no obstante, esto no significa que se haya vuelto dependiente de los lentes. Lo más probable es que el fenómeno se deba a la costumbre de ver las cosas con total claridad; es decir, luego de que una persona se acostumbra a ver de determinada manera, es difícil volver atrás, incluso si ni siquiera se era consciente de las dificultades con la visión.

Negarse a utilizar los lentes puede deteriorar la vista

Otro argumento que pretende respaldar este mito gira en torno a la necesidad de actualizar la graduación de los lentes a medida que pasa el tiempo; en este sentido, se cree que como los lentes deben ajustarse cada cierto tiempo, esto se debe a que el uso de los anteojos va deteriorando progresivamente la visión.

Sin embargo, esto tampoco es verdadero; si bien es cierto que las personas que usan lentes deben ajustar la fórmula de los cristales de vez en cuando, esto se debe al deterioro progresivo de la visión en función de la edad. Así, a medida que envejecemos, nuestra visión se va deteriorando de forma natural, por lo que la graduación de los anteojos debe cambiarse para ajustarse a esto.

Finalmente, otro mito relacionado reza que usar una fórmula incorrecta o vencida en los lentes empeora la visión; sin embargo, no se tienen suficientes evidencias para respaldar estos planteamientos. Más bien, diversas investigaciones han demostrado que el verdadero daño implica no usar los anteojos cuando son necesarios.

Por tanto, si una persona debe usar lentes, la mejor recomendación es utilizarlos tal como le sugiera el especialista; tal como vemos, de ninguna manera el uso de anteojos tiene el potencial de deteriorar la visión.

Referencia: The effect of changing from glasses to soft contact lenses on myopia progression in adolescents. https://doi.org/10.1046/j.1475-1313.2003.00094.x

Más en TekCrispy