La Autoridad de Conducta Financiera (FCA) del Reino Unido ha informado este lunes 29 de octubre al diario Financial Times (FT) que se está considerando prohibir la venta de los derivados de las criptomonedas.

Dicho comunicado se emitió el mismo día que Cryptoassets Taskforce publicó un informe en el que los representantes de la Tesorería del Reino Unido, FCA y el Banco de Inglaterra expresaban su opinión al respecto. En este se hace énfasis en que los derivados del mercado de cifrado apalancados pueden ser más riesgosos que el trading, puesto que pueden causar pérdidas superiores a la suma de la inversión inicial.

El regulador financiero de Reino Unido informó que iniciará una consulta para el primer trimestre del año 2019 con el fin de determinar si se prohibirán o no la venta de dichos derivados más adelante. De manera paralela, se llevará a cabo una consulta sobre si extender la regulación del organismo a los activos de cifrado, proveedores de infraestructura, plataformas de intercambio y las que brinden servicios de wallet. Aclaró además que:

“[…] en su opinión, los cryptoassets no tienen un valor intrínseco y, por lo tanto, los inversores deberían estar preparados para perder todo el valor que han aportado”.

Es importante resaltar que las transacciones y asesoramiento sobre los derivados de criptomonedas, y los contratos por diferencias (CFD) se encuentran aun dentro del esquema de regulación de la FCA y, por lo tanto, requieren de su autorización para proceder. La venta de estos activos ha tomado cada vez más fuerza para aquellos sitios de comercio en línea de Londres, como IG Group y Plus500.

A pesar de ello, Iqbal Gandham, presidente de CryptoUK se manifestó la importancia de que las nuevas reglas a aplicar se establezcan de manera proporcionada, sin demasiado obstáculos, y que ello aplique incluso para los inversores minoristas.