Es alarmante como el ser humano ha devastado la flora y la fauna del planeta Tierra. Siguiendo los resultados del más reciente informe de la institución The World Wildlife Living Planet, hasta el 60% de las poblaciones de animales han desaparecido alrededor del mundo.

Así, gracias a la sobreexplotación de los recursos, a la destrucción de los hábitats y a la contaminación, los animales y la vida en general, enfrentan una amenaza cada vez más grande. En este sentido, se requieren con urgencia medidas que eviten que esta situación se mantenga, ya que las predicciones no son nada alentadoras.

Los animales corren un serio peligro gracias a la actividad humana

Tras llevar a cabo una serie de investigaciones, la mencionada institución ha emitido un informe de 75 páginas y el panorama no pinta nada bien. Al rastrear un total de 16.704 poblaciones de 4.005 especies de vertebrados, se encontró que, en general, las poblaciones de mamíferos, aves, reptiles, peces, anfibios y demás animales, han disminuido, en promedio, un 60%; específicamente, estos datos incluyen el periodo de tiempo de entre 1970 y 2014; esto significa que la realidad actual podría ser aún peor.

Sobre esto, los expertos aseguran que las principales causas giran en torno a la actividad humana; en este sentido, llaman la atención sobre el impacto del ser humano sobre los ecosistemas de los que dependen los animales silvestres. Específicamente, se plantea que actividades tales como la sobreexplotación de los recursos, la contaminación y la destrucción de los hábitats está acabando con la vida en el planeta.

Todo esto afecta un sinnúmero de ecosistemas de los que dependen miles de especies animales; entre ellos se incluyen bosques, corales, océanos, junglas, entre otros. Para tener un punto de referencia, las estimaciones más conservadoras demuestran que desde hace unos 30 años, se han perdido, aproximadamente, la mitad de los corales y hasta el 20% de la selva amazónica, el pulmón vegetal más importante del planeta.

En síntesis, los investigadores alertan sobre la importante pérdida de vida animal gracias a la actividad humana irresponsable; tal como vemos, esto se ha traducido en la pérdida del 60% de las poblaciones animales, la muerte del 50% de los corales y la devastación de un 20% de la selva amazónica.

Se requieren medidas urgentes para revertir esta situación

Si los resultados actuales son devastadores, según la investigación, lo que nos depara el futuro es aún peor si las cosas se mantienen como van. En la actualidad, la población humana alcanza los 7,6 mil millones de personas; para abastecer a esa gran cantidad de individuos se han implementado mecanismos que están devastando al planeta y la vida en este.

Al respecto, se estima que para el año 2050 la cantidad de seres humanos aumentará a unos 10 mil millones de personas; esto podría empeorar la situación. Con una mayor cantidad de deseos y necesidades por satisfacer, el planeta, sus animales y el ecosistema, pudiesen ser los más afectados.

Por tanto, los investigadores sugieren la implementación, casi con urgencia, de medidas que eviten que esta situación se mantenga. Por ejemplo, el cambio de la energía de combustibles fósiles a una más amigable con el ambiente, pudiese mejorar el escenario anticipado. Asimismo, son necesarias mejores prácticas de agricultura y luchar contra la contaminación, evitando la destrucción de los hábitats y del ecosistema.

Referencia: WWF. Living Planet Report – 2018: Aiming Higher. Grooten, M. and Almond, R.E.A.(Eds). WWF, Gland, Switzerland.

Más en TekCrispy