Apple finalmente ha presentado el iPad Pro 2018, en un evento en Brooklyn, Nueva York, donde anunció que este dispositivo de tercera generación llegaría con un cambio bastante significativo.

El iPad Pro 2018, pasó a ser unos de los primeros productos de Apple en contar con un conector USB-C. Un puerto estándar que se vuelve cada vez más popular, ya que muchas firmas están adaptando sus equipos a este dejando de lado al conector Lightning.

En el 2003 la compañía comenzó a utilizar los conectores Dock en sus dispositivos, luego en el 2012 reemplazó estos conectores por los Lightning reversible, sin embargo, ahora, seis años después la firma ha decidido realizar un nuevo cambio adaptando sus dispositivos a los nuevos estándares con el USB-C.

¿A qué se debe este cambio?

Apple siempre ha optado por utilizar todo tipo de tecnología desarrollada por ellos, lo que les permitía tener un mayor control de sus productos y de los accesorios de terceros.

Aunque los reguladores europeos y los diferentes usuarios habían solicitado a la firma que permitiese el uso de cargadores normales en sus productos, estos permitían solo los propietarios.

Sumado a esto, todos sabemos que en la actualidad se lanzan pocos accesorios Lightning, especialmente para el iPad, por lo que alejarse del conector es más fácil para Apple en este momento.

Es por esto que ahora, la plataforma ha decidido dar un gran paso al integrar este puerto USB-C, que sin duda abre más posiibilidades para el iPad Pro 2018.

Apple se rinde ante la mayoría y el iPad Pro, podría ser el inicio de ello

La decisión de Apple, pudo haber sido tomada pensando en el futuro, pues, como sabemos la firma ha estado trabajando en una tecnología que permita cargar inalámbricamente sus equipos, como iPads y MacBooks que a su vez podrían servir de carga inalámbrica para los iPhones.

En este sentido, no sería extraño que este cambio forme parte de una nueva adaptabilidad donde todos sus dispositivos se carguen con el contacto con superficies planas o casi sin tener ningún roce.

Asimismo, el uso de un conector con puerto USB-C se ha vuelto mucho más accesible. Lo que permitirá que los usuarios integren accesorios de terceros con el iPad Pro.

Aunque en relación a esto, no se sabe si en un futuro no muy lejano planean introducir algún software de comprobación de dispositivos que verifique y autorice solo aquellos cargadores o cualquier accesorio fabricados por  Apple.

Más en TekCrispy