Para nadie es un secreto que la masificación del uso de productos plásticos ha sido devastador para el planeta; por ejemplo, investigaciones han demostrado la presencia de microplásticos en heces humanas, causando daños en el organismo.

En la misma línea, una nueva investigación ha descubierto que la exposición prenatal a los ftalatos se relaciona a problemas futuros en el desarrollo del lenguaje. Esto representa un peligro inminente, ya que se trata de una sustancia ampliamente utilizada en múltiples productos de uso cotidiano.

¿Qué son los ftalatos?

Los ftalatos son un conjunto de compuestos químicos que se emplean como plastificadores; esto quiere decir que se agregan a los plásticos para que estos sean más flexibles, transparentes y duraderos. Dadas las cualidades de estos compuestos, suelen ser utilizados en una gran variedad de productos de uso cotidiano, tales como los juguetes infantiles y diversos productos de cuidado personal, entre otros.

Sin embargo, estas sustancias son altamente peligrosas; diversas investigaciones han demostrado que los ftalatos se filtran fácilmente en el medio ambiente, causando contaminación. Adicionalmente, estas sustancias pueden entrar con mucha facilidad en el organismo humano, bien sea a través de la ingesta, la inhalación o la absorción cutánea.

De hecho, se han encontrado ftalatos en fluidos corporales humanos tales como la orina, la sangre y la leche materna. Al respecto, los investigadores sugieren que casi todas las personas pueden contener ciertos niveles de estos productos en su organismo; aún más, se sugiere que estos químicos pueden afectar al feto durante el embarazo, ya que se han encontrado restos de ftalatos en el líquido amniótico.

Los químicos encontrados en plásticos pueden ser perjudiciales para el desarrollo infantil

Con esto en mente, un equipo de investigadores liderados por Emily Barret, quien funge como Profesora Asociada de la Escuela de Salud Pública Rutgers,  llevó a cabo una investigación en la que se estudió el efecto de la exposición a estos compuestos sobre el desarrollo infantil.

Para ello se trabajó con 370 niños cuyas madres habían dado positivo a la presencia de ftalatos en su orina durante el embarazo; específicamente, cuando estos niños cumplieron los dos años de edad, fueron evaluados mediante cuestionarios de lenguaje. Según los resultados de estas pruebas, un vocabulario compuesto por menos de 50 palabras se consideraba retraso del lenguaje.

De esta manera, se descubrió que la exposición a los ftalatos durante el embarazo, se relaciona con retrasos en el desarrollo y la adquisición del lenguaje durante la infancia. Específicamente, dos ftalatos específicos, empleados frecuentemente en productos PVC y baldosas, fueron los que mostraron una asociación de mayor fuerza con los problemas de lenguaje.

Así, estos retrasos en el desarrollo del lenguaje pueden traducirse en problemas futuros, tanto a nivel académico como personal, además de requerir la implementación de servicios adicionales para remediar los déficits. Por tanto, los investigadores concluyen que, teniendo en cuenta las consecuencias negativas de la exposición a los ftalatos durante el desarrollo, deben implementarse regulaciones más estrictas en torno a la utilización de estos compuestos en los productos de uso cotidiano.

Referencia: Association of Prenatal Phthalate Exposure With Language Development in Early Childhood, (2018). https://doi.org/10.1001/jamapediatrics.2018.3115

Más en TekCrispy