ADAB Solutions es el nombre del proyecto que ha planeado lanzar la compañía Fice, el primer exhange de origen islámico que se regirá bajo los principio de la ley Shariah. Su sede se encuentra en los Emiratos Árabes Unidos, y se espera que logre alcanza los US$ 146 millones de transacciones diarias y US$ 4.4 mil millones mensuales para el año 2020.

Sus siglas, FICE, corresponden a First Islamic Cryptocurrency Exchange, y se plantea como la oportunidad de oro para incluir al mundo islámico en el mercado de las criptomonedas. El proyecto obtuvo el lugar número uno en el ranking de “Los 10 principales proyectos ICO que se convirtieron en las ideas más útiles de 2018” publicado por Coin Shark.

FICE estará dividido en dos departamentos: Departamento especial de Finanzas Islámicas y un Consejo Asesor de la Sharia. De igual forma, el Consejo Consultivo de la Sharia reunirá a los más destacados expertos en el tema y confirmarán que las monedas que se intercambiarán en la plataforma son “halal”. Además, la principal diferencia de este con otros intercambios convencionales es que no se permitirá la especulación.

El token ADAB puede ser utilizado como pago por la comisión de las transacciones que se realicen dentro de la plataforma. En torno a ello, ADAB Solutions ha prometido quemar de manera automática el 10 por ciento de cada comisión con el fin de reducir el fenómeno inflacionario, es decir, reducir la cantidad de fichas y que el valor de las mismas aumente.

ADAB Solutions lanzó la ICO del proyecto en agosto del año en curso, el cual continuará hasta febrero de 2019. A través de esta Oferta Inicial de Monedas se espera que los usuarios compren sus tokens ADAB; el coso de la moneda es de US$ 0.1, pero las expectativas de la compañía rondan los US$ 11.5 para finales del año 2022.

La compañía ha hecho un estudio exhaustivo de la situación económica del país, y considera que ha lanzado el proyecto en el momento ideal. Tengamos en cuenta que recientemente, en septiembre de 2018, Daily New informó un crecimiento anual de entre 10% y 12% en las finanzas islámicas durante la última década. Además de ello, un punto a favor es la amplia presencia de musulmanes, no solo en los Emiratos Árabes, sino alrededor del mundo, siendo esta de 1,8 billones, cifra que se incrementa todos los años.

Escribir un comentario