El director de la agencia de inteligencia electrónica más importante de Australia ha revelado que la red de comunicaciones 5G de su país estaría en constante amenaza si no se hubiese prohibido al fabricante chino de móviles Huawei suministrar equipos basados en esta tecnología.

Según un informe de Reuters, Mike Burgess, jefe de la Dirección de Señales de Australia (ASD, por sus siglas en inglés), aseguró que las autoridades deben mantener la prohibición sobre la tecnología 5G de firmas extranjeras debido a que la red de comunicaciones móviles 5G de Australia representa una infraestructura crítica.

El pasado mes de agosto, Australia bloqueó oficialmente a Huawei y ZTE, bajo el pretexto de que las firmas chinas podrían estar sujetas a los designios de Pekín, lo que evitaría que el gobierno australiano pudiera hallar las medidas de seguridad apropiadas para mitigar el alto nivel de riesgo que representa la tecnología extranjera.

En sus declaraciones, Burgess dijo que Australia está apostando fuertemente por la tecnología 5G y su infraestructura en todo el país, lo que obliga a las autoridades a proteger los datos confidenciales y la integridad de los sistemas informáticos del país de manera más eficiente. En este sentido, el funcionario reveló:

En consulta con los operadores y proveedores, trabajamos arduamente este año para ver si había formas de proteger nuestras redes 5G si el equipo de un proveedor de alto riesgo estaba presente en alguna parte de estas redes (…) Al final de este proceso, mi consejo fue excluir a los proveedores de alto riesgo de la totalidad de las redes 5G en evolución.

Asimismo, el jefe del ASD dijo que su agencia estaba en la obligación de proteger los activos corporativos, y esto incluye evitar que cualquier compañía nacional busque asesoramiento sobre ataques informáticos a firmas extranjeras. Por su parte, Huawei no respondió a la solicitud de comentarios de la prensa, y anteriormente ha negado rotundamente sus vínculos con el gobierno chino.

Más en TekCrispy