Aunque sea por nuestro propio bien, resolver captchas no es del agrado de la mayoría de los usuarios al navegar en Internet. Este Test de Turing simplificado y automatizado consiste en una serie de interrogantes o desafíos creadas específicamente para evadir el bombardeo de bots de formularios de registro web con correos spam.

Actualmente, Google reporta al menos 100 millones de verificaciones de captchas al día mediante su API, sin embargo, la compañía se ha propuesto dar un vuelco al servicio en favor de los usuarios y ha lanzado ReCaptcha v3, la tercera versión de la plataforma que ofrece mucha más flexibilidad para los desarrolladores.

De hecho, ReCaptcha v3 elimina por completo las verificaciones, es decir, los usuarios ya no tendrán que colocar texto, ni completar imágenes, ni mucho menos hacer clic sobre el cuadro de verificación característico de esta plataforma. Esto ocurrirá si en dicho sitio web no se activa una alarma de bots o tráfico malicioso. En este sentido, Google afirmó en una publicación en su blog:

En resumen, reCAPTCHA v3 ayuda a proteger sus sitios sin la fricción del usuario y le da más poder para decidir qué hacer en situaciones de riesgo.

La tercera versión de ReCaptcha cuenta con una etiqueta llamada ‘Acciones’, que puede ser utilizada para la activación del análisis de riesgo del sitio web. De esta manera, en vez de ejecutarse de forma aislada en una sola página como en anteriores versiones, ReCaptcha v3 evalúa las señales de diversas páginas con el objetivo de verificar si algún ataque se avecina.

Con base en estos análisis realizados por la herramienta, se crea una puntuación y la consola del administrador de ReCaptcha la mostrará sin mayor problema. Asimismo, los desarrolladores tendrán acceso a detalles sobre estadísticas de las 10 acciones principales que se llevan a cabo en un determinado sitio web.

Más en TekCrispy