De acuerdo con información reciente, la minería de Ether se ha vuelto tan poco lucrativa, que incluso la mayoría de los mineros estaría perdiendo dinero. En pocas palabras, mantener el hardware de minería costaría más dinero del que se percibe en ganancias.

En este sentido, los mineros de pequeña escala en zonas con altos precios de electricidad, seguramente deberán detener sus operaciones de minería o deberán migrar a la minería de otra criptomoneda.

En el caso de aquellos que utilizan tarjetas gráficas para minar, es probable que cambien de criptomoneda, lo que representará un menor poder de hash y una menor dificultad para la red.

En segunda instancia, las operaciones grandes con dispositivos ASIC seguramente continuarán minando la divisa, principalmente porque no tendrán muchas opciones para escoger debido al pequeño rango de criptomonedas que pueden ser minadas de esta manera.

Sin embargo, si deciden continuar, lo estarían haciendo a pérdidas, lo que representa un riesgo enorme considerando que, si el valor de mercado de Ether se recupera, las ganancias podrían ser estratosféricas, pero esto sería poco más que una apuesta.

Asimismo, si pocos mineros operan, la distribución de las recompensas de minería se podría volver muy centralizada, por lo que sólo aquellos que tienen mucho dinero como para permitirse operar a pérdida algunos meses podrán recolectar y vender todas las recompensas, lo que además afectaría significativamente el mercado dependiendo de qué altcoins decidan comprar con estas ganancias.

Sin embargo, si esto sucede, lo más probable es que la dificultad de la red se nivele hasta un punto en el que vuelva a ser lucrativa la criptominería, dando inicio nuevamente al ciclo, siempre y cuando el valor del activo no baje demasiado.

Sin lugar a dudas, estos últimos meses han sido sumamente duros para la comunidad de Ethereum, con el precio del token de Ether bajando desde su pico de los US$ 1,000 hasta estabilizarse alrededor de US$ 200.

 

Además, la incertidumbre en relación con Vitalik Buterin y su falta de continuidad en el proyecto, generó desconfianza en miembros de su comunidad en un mercado bastante tambaleante.

Escribir un comentario