Gwyneth Paltrow podría meterse en problemas en Reino Unido tras la apertura de la primera tienda de su marca Goop hace un mes. De acuerdo con el medio Retail Gazzette, la marca de estilo de vida habría violado hasta 113 artículos de la ley de publicidad.

La razón: el grupo Good Thinking Society ha acusado a la marca de poner en peligro a los usuarios al proveer elementos que podrían ser “potencialmente peligrosos” en productos de salud “no probados” científicamente. La organización presentó sus preocupaciones a la Autoridad Nacional de Estándares de Comercio y publicidad.

Goop es definida como una marca de estilo de vida, fundada por Paltrow en 2008 que comenzó como un boletín sobre bienestar y salud que luego fue expandiéndose hacia el comercio electrónico, convirtiéndose en una tienda en línea con productos especiales supuestamente recomendados para la salud.

Entre los productos destacados por Good Thinking Society figuran unas piedras para la salud que cuestan aproximadamente 97 dólares y  un protocolo prenatal para embarazadas o mujeres que planean quedar embarazadas, cuyo precio ronda los 112 dólares, que contiene 110% del valor diario recomendado de vitamina A para adultos.

Sin embargo, para la Organización Mundial de la Salud, las mujeres en estado no deberían tomar suplementos con vitamina A, pues podría suponer un riesgo potencial para el bebé.

El origen de la acusación

Hace un mes, Goop tuvo que pagar en Estados Unidos una cantidad de 145 mil dólares por describir los beneficios de huevos vaginales de manera no científica. Específicamente, en la tienda se asegura que utilizar huevos vaginales de jade brinda “desintoxicación espiritual” a todas aquellas mujeres que lo utilicen diariamente.

De acuerdo con la descripción de la página, estos huevos también regulan los ciclos menstruales de las mujeres y aumentan la libido.

Según el fiscal del condado de Santa Clara en California, la explicación de estos productos no tiene respaldo “por ciencia competente y confiable”. Al respecto, Paltrow respondió negando que sus productos estén basados en pseudociencia.

Más en TekCrispy