Iota

La Fundación IOTA publicó este viernes un artículo en Medium titulado “IOTA y Freedom”. Allí se proporcionó importante información respecto al funcionamiento de los nodos de la plataforma.

Lo primero que nos cuentan es que el objeto del proyecto fue “construir un sistema criptográfico sin tarifas de transacción”. Por tanto, tenían que eliminar a los mineros de la ecuación para poder cumplir este objetivo.

Sin los mineros, el sistema debía ser colaborativo: los usuarios tendrían que ayudarse a sí mismos comprobando las transacciones de los demás. Y al igual que ocurre en cualquier en con casi todo en internet, se encontrarían personas que desean usar el sistema, pero no quieren contribuir a él.

Por otro lado, en el ecosistema IOTA, todas las transacciones pendientes de aprobación se denominan “tips”. Cuando los usuarios de IOTA aprueban las transacciones, también aprueban indirectamente a todos sus “predecesores”. Todas las transacciones entrantes tienen que aprobar tips, ya que agregan nueva información al sistema. El sistema a veces puede enfrentar retrasos porque la información no se propaga instantáneamente a través de la red. Esto trae el inconveniente de que, un usuario pueda intentar verificar un “tips” que ya haya sido verificado segundos antes.

Sin embargo, en 2015, el equipo de IOTA trató de ponerle cabeza al asunto para encontrar una manera de obligar a los nodos a comportarse de una manera específica.

Primero probaron algunas reglas extrañas que terminaron creando dificultades para los usuarios y, además, generaban vulnerabilidades para que hackers se infiltraran en el sistema.

Pero, al final, decidieron optar por una regla absoluta: cada transacción debe aprobar dos tips anteriores. No hay reglas relacionadas con las dos transacciones que se deben elegir, ni existen reglas sobre cómo deben realizarse las aprobaciones.

IOTA en este sentido es realmente abierto porque puede aceptar cualquier transacción que desee, y lo mismo se aplica a cualquier actor de la red”, señalan sus desarrolladores.

Para finalizar, IOTA anunció que seguirá publicando más estradas para explicar las características de su ecosistema a la comunidad.