Swipeable

Forbes publicó ayer un informe donde señala que los profesionales independientes (freelancers ) generalmente ganan mucho menos en comparación con los que ofrecen servicios similares en un trabajo de tiempo completo. Y que para solventar esto, podrían utilizar la tecnología blockchain.

Según el ex Secretario de Trabajo de los Estados Unidos señala que, dentro de pocos años, el 40 de los estadounidenses trabajará como freelancer.

La publicación señala que el Freelancing ofrece a los profesionales la flexibilidad de trabajar en cualquier lugar y tener clientes desde cualquier lugar también. Así como también ganar algo en el tiempo libre. Sin embargo, esta libertad tiene un costo. Deben pagar sus propios impuestos de Seguro Social, financiar completamente su propia jubilación y encontrar su propio seguro de salud.

Un punto importarte es que no cuentan con muchos mecanismos para cobrar los pagos a sus clientes. Según las estimaciones, los freelancers pierden un promedio de 6,000 dólares al año debido a la falta de pagos.

Por esta razón, han surgido plataformas freelance como Upwork y Fiverr. Las cueles facilitan el trabajo no solo para los que buscan empleo, sino también para los empleadores.

Pero también varias startups de blockchain han estado tratando de desarrollar plataformas que tengan como objetivo ofrecer a los freelancers más seguridad. Con el extra de que no cobran las altas comisiones de otros intermediarios.

En otro punto en que el blockchain ayudaría a los freelancers es que las transacciones a través de este tipo de plataformas son mucho más rápidas que los bancos, especialmente cuando son desde el extranjero.

La publicación recomienda el uso de la plataforma Blue Whale. La cual apunta a resolver “el problema del pago por enfermedad y el tiempo libre“. Además, tiene en cuenta el ciclo completo de trabajo de autónomo, incluido el marketing.

Por otro lado, tenemos a CryptoTask. Esta tiene como objetivo proporcionar un mercado autónomo descentralizado que ofrece un sistema único de solución de conflictos. El cliente y el freelancer guardaron el 10% del valor de su contrato, que se pagará a revisores independientes, delegados al azar. Los revisores entonces votan a favor de uno de las partes.