Las ilusiones ópticas no dejan de sorprendernos; además de ser curiosas imágenes con las que podemos pasar un rato divertido, las ilusiones ópticas representan una importante oportunidad para estudiar cómo reacciona nuestro cerebro a estímulos difíciles de procesar. Tal es el caso de una ilusión óptica, creada por Kokichi Sugihara, que ha sido galardonada recientemente como la ilusión óptica del año.

Anualmente se celebra el “Best Illusion of The Year Contest”, un concurso en el que un grupo de expertos juzgan miles de ilusiones ópticas que han sido previamente seleccionadas a partir de votaciones en línea, a fin de seleccionar la mejor.

Este año, la ganadora ha sido Kokichi Sugihara, adscrita a la Universidad de Meiji, en Japón, quien creó una curiosa ilusión óptica que ha sorprendido a los expertos.

La ilusión óptica del año engañará a tu mente

Esta es la ilusión óptica del año. Créditos: Kokichi Sugihara.

En la imagen se puede apreciar un dibujo plano que, gracias a sus sombras y líneas, aparenta ser una figura de tres dimensiones; adicionalmente, la imagen cuenta con una banderilla que señala una zona en particular.

Sin embargo, al colocar la imagen frente a dos espejos, podemos observar cómo la imagen cambia radicalmente; aun así, no se pierde el sentido que nuestro cerebro le daba al interpretar las tres dimensiones que le da el sombreado. De esta manera, gracias a los espejos, una sola imagen se convierte en tres imágenes totalmente distintas.

Así, lo más novedoso al compararla con otras ilusiones ópticas similares que, mientras el resto solo presenta otras dos imágenes posibles, la ilusión de Sugihara, muestra tres posibilidades diferentes.

Al respecto, los expertos explican que cuando percibimos estímulos ambiguos, nuestro cerebro corrige la información, reorganizando y dándole sentido a las percepciones; esto nos permite darle coherencia a nuestro entorno.

¿Cómo funciona esta ilusión óptica?

En resumen, la ilusión óptica en cuestión representa una evidencia más de cómo nuestro cerebro altera nuestras percepciones, haciendo posible que una imagen plana con una banderilla se transforme en distintas figuras. Si bien esta ilusión óptica es particularmente difícil de interpretar, algunos expertos han publicado sus explicaciones.

Por ejemplo, Susana Martínez-Conde, una investigadora española que trabaja en Estados Unidos en el campo de las neurociencias detrás de las ilusiones ópticas, plantea que esta ilusión representa un desafío en el que se pone a prueba la habilidad de nuestro cerebro para trasladar a un espacio tridimensional una imagen que solo tiene dos dimensiones. De esta forma, la ilusión termina engañando a nuestro cerebro.

Finalmente, según Sugihara, la diseñadora de la ilusión, esta imagen ambigua, similar al cubo Necker y la escalera Schroeder, favorecen la percepción de distintas interpretaciones ya que se comprimen diferentes estructuras en distintas direcciones. Entonces, al observar una de las imágenes posibles en una determinada dirección, nuestro cerebro corrige la distorsión, permitiéndonos percibir estructuras tridimensionales.

Referencia: Martinez-Conde, (2018). You Won’t Believe Your Eyes, What the best illusions of 2018 reveal about the human mind. Illusion Chasers

Más en TekCrispy