El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) ha intensificado la investigación contra Tesla Motors con el fin de determinar si la compañía mintió sobre las cifras de producción de su coche insignia, el Model 3.

Así lo revela una publicación de The Wall Street Journal (WSJ, por sus siglas en inglés), donde se asegura que los investigadores federales están haciendo las pesquisas correspondientes a fin de determinar si Tesla engañó a los inversionistas con falsas cifras del negocio.

Fuentes familiarizadas con el caso dijeron al WSJ que la investigación ha sido intensificada recientemente, con los agentes del FBI estableciendo contactos con ex empleados de la compañía para solicitarles su declaración en el caso. De hecho, se afirma que en este momento los ex empleados están siendo interrogados por las autoridades.

Al parecer, esta investigación data dell 2017, cuando las proyecciones de producción del Model 3 de Tesla comenzaron a hacerse públicas. Desde ese momento, el FBI ha puesto su mira en la compañía, debido a las dudas sobre los coches que han sido lanzados realmente en comparación con lo que se había previsto.

Recordemos que recientemente, el CEO de Tesla, Elon Musk, reveló cifras positivas luego de varios meses ‘infernales’ en relación a la producción del modelo, según el ejecutivo. Musk presentó en 2017 un abrumador plan de producción para el Model 3, e incluso se atrevió a pronosticar que en diciembre pasado su empresa produciría 200,000 unidades. Evidentemente, esto no ocurrió.

El objetivo de construir 5,000 unidades del Model 3 fue finalmente alcanzado por Tesla en junio de 2018, sin embargo, las cifras de los meses siguientes no son alentadores, lo que ha motivado a las autoridades a intensificar la investigación. En declaraciones a The Verge, Tesla dijo que estaba cooperando con el FBI, proporcionándoles todos los documentos necesarios a fin de aclarar la situación y comprobar la transparencia de la compañía.

Más en TekCrispy