Recientemente se conoció por medio de información publicada en el portal Reuters, que la propuesta de creación para un token vinculado al oro por parte de la Royal Mint del Reino Unido, ha sido cancelada temporalmente hasta que se den nuevas condiciones favorables para su emisión.

La suspensión de esta iniciativa tuvo lugar después del fracaso en la asociación de Royal Mint con el Grupo CME, mediante el cual se había acordado lanzar el token denominado Royal Mint Gold (RMG). Igualmente, la decisión del gobierno del Reino Unido de prohibir la comercialización del token a través de un intercambio de criptomonedas, fue otro factor determinante para pausar el proyecto momentáneamente.

Anteriormente el token RMG estaba pautado para emitirse en el otoño del 2017 y luego fue reprogramado para la primavera de este 2018. Sin embargo, un cambio en la perspectiva del Grupo CME luego del cambio en su administración, frustro la alianza establecida y dejo al token sin una plataforma blockchain disponible para su comercialización.

A pesar de esta pausa momentánea, la Royal Mint del Reino Unido no descarta la posibilidad de que más adelante las condiciones permitan la emisión del token. No obstante, la intervención del gobierno con su veto a través del Ministerio de Finanzas impidiendo una nueva asociación con otro intercambio, muestra la precaución y el distanciamiento que han mantenido los países de economías desarrolladas ante este nuevo mundo de los activos criptográficos.

El token RMG fue ideado para manejar activos vinculados al oro y que de esa forma los inversionistas pudieran tener una garantía atractiva para ingresar al mercado de criptoactivos. Asimismo, mediante la tecnología blockchain estarían en capacidad de rastrear la procedencia del metal precioso.

Por otra parte, el proyecto ya contaba igualmente con las alianzas de compañías como BitGo y Civic que ayudarían en el desarrollo de la billetera correspondiente y todos los mecanismos de políticas KYC que implementaría la emisión del token.

Como se mencionó anteriormente, no se descarta por completo la reanudación de este proyecto bajo otras condiciones. Se espera que el gobierno evalúe más a fondo el mercado y la conveniencia de estos activos en su economía, para crear un ambiente favorable que permita su futuro desarrollo.