Un grupo de investigadores del Instituto Real de Tecnología de Melbourne (RMIT, por sus siglas en inglés), en Australia, ha desarrollado una nueva tecnología basada en fibra óptica que podría hacer posible que las velocidades de Internet se multipliquen por 100, al utilizar halos de luz que se tuercen en una espiral para transferir más datos y procesarlos con mayor rapidez.

En concreto, los investigadores han creado un dispositivo nanofotónico (el primero en su tipo) que tiene una capacidad de codificación de datos mayor que cualquier otra tecnología en la actualidad basada en fibra óptica convencional.

El Dr. Haoran Ren, profesor de la Escuela de Ciencias del RMIT, afirmó que el dispositivo para leer luz retorcida es la pieza faltante para desbloquear el Internet ‘súper rápido’. En este sentido, aseguró en un comunicado:

Las comunicaciones ópticas actuales se dirigen hacia una ‘crisis de capacidad’, ya que no logran mantenerse al día con las crecientes demandas de big data (…) Lo que hemos logrado es transmitir con precisión los datos a través de la luz a su máxima capacidad de manera que nos permita aumentar masivamente nuestro ancho de banda.

La tecnología desarrollada por RMIT tiene la capacidad de transportar datos a través de ondas de luz torcidas en una espiral para aumentar la capacidad de la misma. Este proceso es conocido como ‘estado de momento orbital angular’ (OAM). Ahora bien, el detector miniatura que han creado puede separar los diferentes tipos de luz OAM y crear un orden continuo que permite decodificar los datos transferidos a través de la luz torcida.

Min Gu, profesor del RMIT y coautor del estudio, reveló que los materiales usados en la creación de este dispositivo estaban basados en silicio, un recurso ampliamente utilizado en la industria tecnológica actual. Según Gu, este hecho potencia las múltiples aplicaciones de esta tecnología en la industria.

Asimismo, Gu dijo que la tecnología ofrece alto rendimiento, un tamaño ideal, y un costo sumamente bajo que la convierte en una alternativa viable que sentará las bases para crear la próxima generación de comunicaciones ópticas de gran velocidad.

Referencia: Angular-momentum nanometrology in an ultrathin plasmonic topological insulator film. Nature Communicationsvolume 9, Article number: 4413 (2018). DOI 10.1038 / s41467-018-06952-1

Más en TekCrispy