La Oficina de Derechos de Autor de EE.UU y el jefe de la Biblioteca del Congreso han publicado una propuesta de nuevas normativas a fin de actualizar la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital (DMCA, por sus siglas en inglés). Entre las reglas planteadas, destaca la posibilidad de legalizar el derecho de los usuarios y expertos independientes a manipular el software de sus dispositivos para repararlos.

De esta manera, los dispositivos electrónicos que utilizan la administración de derechos digitales (DRM), que aplican bloqueo de software para que el dispositivo funcione ‘correctamente’ de acuerdo a sus características originales.

De esta forma, se legaliza el derecho que tienen los usuarios para reparar o mantener sus dispositivos en correcto funcionamiento. Entre los dispositivos que se incluyen en esta norma destacan smartphones, coches, dispositivos electrónicos inteligentes, etc.

Según Motherboard, el bibliotecario del Congreso ha propuesto durante muchos años excepciones y reglas nuevas para la DMCA, siendo una de las más destacadas la legalización del desbloqueo de smartphones por parte de los usuarios.

Detectan ataque que explota funciones legítimas de Windows para acceder al PC de la víctima sin dejar rastro

Sin embargo, la verdadera batalla parece ser con las compañías tecnológicas, que adoptan el DRM y modifican sus sistemas para evitar que los usuarios realicen modificaciones importantes, como incorporar una pieza de hardware de la competencia. Más allá de ello, los grupos de defensa al consumidor se han mantenido en constante lucha junto a la Oficina de Derechos de Autor y la Biblioteca del Congreso, por lo que la medida de hoy se traduce en una victoria contundente para los usuarios.

A pesar de que el bibliotecario del Congreso tiene la facultad de aprobar estas exenciones cada 3 años, pudiendo renovarlas en el tiempo, lo cierto es que las compañías tecnológicas todavía pueden imponer barreras técnicas para hacerles la vida más difícil a los usuarios con respecto a la reparación de sus dispositivos.

De esta forma, podría tratarse de una medida que funcione por poco tiempo, mientras las empresas encuentran la forma de bloquear sus dispositivos con mayor éxito.

Más en TekCrispy