A través del medio local delawareonline.com se reveló el papel de Delaware en la captura de un pirata informático británico que estaba vendiendo información personal que había robado y que, además, ocultó el origen de las ganancias en cuentas de bitcoin en todo el mundo.

El hacker, cuyo apodo es Grant West, fue responsable de piratear servidores pertenecientes a más de 100 compañías (varias estadounidenses) utilizando técnicas de phishing y otros métodos.

Las autoridades arrestaron a West en un tren del Reino Unido con las manos en el teclado de su computadora. El caso fue un hito porque fue la primera vez que la Policía Metropolitana de Londres arrestó a un ciberdelincuente. También se incautaron 700,000 dólares en bitcoins en dicha detención.

Al parecer, según documentos liberados este mes por los servicios secretos de EEUU, Grant West usó los servicios del Exchange de bitcoin Poloniex, con sede en Delaware. Asimismo, el Servicio Secreto ayudó a la policía británica a incautar aproximadamente 217,000 dólares en bitcoins de una de las cuentas de West.

Los bitcoins fueron transferidos primero a la custodia del Servicio Secreto de los Estados Unidos y luego al Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, según documentos judiciales. Esos documentos no dicen dónde está el dinero ahora.

Después de la detención de West, se le condenó en el Reino Unido por conspiración para estafar y varios otros delitos.

Según la nota de prensa, Delaware ha sido durante años el sitio donde se producen una gran cantidad de incautaciones de dólares por parte del gobierno de las cuentas bancarias de presuntos delincuentes. Esto es así porque muchos bancos mantienen sus servidores centrales en este estado. Y ahora, eso se ha expandido para incluir bitcoin y otras criptomonedas, como este caso.

Delaware fue el primer estado que conformó la Unión y actualmente es uno de los estados más pequeños de EEUU.

Escribir un comentario