Microsoft se ha asociado con el Banco Nacional de Australia (NAB, por sus siglas en inglés) para lanzar un cajero automático que funciona sin tarjetas de débito o crédito. El gigante de Redmond fue el encargado de desarrollar este prototipo de cajero de la mano de la tecnología de Azure, presentándolo por primera vez el pasado lunes en la conferencia SIBOS en la ciudad de Sídney.

El cajero automático es el primero en utilizar reconocimiento facial, Inteligencia Artificial (IA) y un PIN, lo que quiere decir que no se necesitará ningún tipo de dispositivo físico para retirar. Patrick Wright, Director de Operaciones y Tecnología de NAB, aseguró con motivo del anuncio que estos nuevos cajeros ofrecerán una experiencia más rápida y sencilla para los clientes. En este sentido, aseguró:

Es una mirada a lo que podría deparar el futuro para la forma en que nuestros clientes acceden a los productos y servicios bancarios.

Este cajero no almacena las imágenes del rostro de los usuarios, sino que crea un mapa a través de puntos en su cara, que posteriormente se almacena en la nube de Azure y la IA memoriza. Al momento de retirar su dinero, el usuario escaneará el rostro de los usuarios antes de pedirles un número de PIN.

Para aquellos que se preocupan por un intruso que se acerque mientras la persona está retirando el dinero en el cajero, el sistema de Microsoft tiene la capacidad de detectar el segundo rostro, bloquearlo e impedir el acceso a través de PIN.

Por su parte, Rachel Slade, Directora de Experiencia del Cliente de NAB, afirmó que la finalidad del cajero es ofrecer una experiencia personalizada, segura y sencilla. Finalmente, Steve Worrall, director de Microsoft Australia, dijo que la IA impulsará la nueva generación de servicios financieros optimizados para el cliente, al tiempo que dijo que la tecnología permitirá cambiar la forma en que los clientes acceden a los servicios financieros.

Más en TekCrispy