El organismo regulador antimonopolio de Italia ha impuesto una multa a Apple y Samsung de 5 millones de euros (US$ 5.7 millones) cada uno, luego de determinar que estas compañías lanzaron actualizaciones de software para ralentizar sus smartphones antiguos.

En el caso de Apple, el gigante de Cupertino fue multado con 5 millones de euros adicionales por no informar a los usuarios sobre cómo mejorar el rendimiento de su batería o sugerir simplemente su reemplazo.

Recordemos que Apple ha pedido disculpas anteriormente por dichas actualizaciones de software, que supuestamente buscan mejorar la autonomía en sus dispositivos. En ese momento, la compañía dijo que en ningún momento buscaba reducir la vida útil de sus iPhones antiguos.

La decisión del regulador italiano se produce luego de varias quejas de grupos de defensa del consumidor en el país, sobre la aparente reducción del rendimiento de los móviles de manera intencional por parte de sus fabricantes. La denuncia parte del hecho de que Apple y Samsung buscarían obligar a los usuarios a comprar sus móviles más nuevos.

De hecho, la declaración del organismo regulador asegura que las actualizaciones de firmware de Apple y Samsung redujeron significativamente el rendimiento de estos dispositivos, motivando una aceleración en el tiempo de reemplazo de los mismos por nuevos smartphones.

En el caso de Samsung, es la primera vez que una institución reguladora impone sanciones por denuncias de este tipo, sin embargo, no es extraño ver que en un sector tan competitivo como el de la tecnología móvil, dos compañías líderes como estas incurran en prácticas similares, sea cual sea el propósito final.

Un vocero de Samsung declaró que la empresa estaba consternada por la multa y aseguró que apelará la decisión. La firma surcoreana es acusada de reducir el rendimiento de su Galaxy Note 4 a través de diversas actualizaciones de software. Por su parte, Apple no ha emitido ninguna declaración al respecto.

Más en TekCrispy