Un hombre ha sido sentenciado a nueve meses de prisión tras haber falsificado órdenes judiciales para eliminar las opiniones negativas sobre su negocio en los resultados de búsqueda de Google. Además deberá pagar una multa de 20 mil dólares y prestar 200 horas de servicio comunitario.

El neoyorkino Michael Arnstein, el acusado en cuestión, recibe su sentencia un poco más de un año después de haberse declarado como culpable el 15 de septiembre de 2017 por “explotar la autoridad del poder judicial federal en un descarado esquema criminal”, según el fiscal de Manhattan, Joon H. Kim.

Arnstein falsificó más de diez órdenes para retirar los comentarios negativos sobre su negocio en Google, y aunque le pudo funcionar a corto plazo, ahora enfrentará nueve meses en prisión que podrían extenderse hasta cinco años.

De acuerdo con el informe de la oficina del fiscal del Distrito Sur de Nueva York, las órdenes contenían una lista de las páginas web que contenían los comentarios negativos y exigían la eliminación de la información de dichos sitios. Según indican en el documento, “Arnstein envió las órdenes falsificadas a Google, las cuales parecían válidas a los ojos de la compañía y solicitó que Google las sacara de los sitios”.

Arnstein realizó estos procedimientos ilegales desde febrero de 2014 y febrero de 2017 junto a otras personas, quienes también estuvieron involucrados en la falsificación de las órdenes.

El problema con las opiniones negativas

Lo que sucede con las reseñas negativas en internet es que si bien pueden ser verdaderas, hay otras que son falsas y publicadas con mala intención. Ya hemos visto que en los últimos años hay marcas que les pagan a personas para publicar opiniones negativas sobre la competencia.

Aunque este es un caso muy vigente que existe en el mundo del internet, también es cierto que hay reseñas verdaderas que los dueños de los negocios no quieren aceptar y buscan hacerle frente a las mismas con algunas prácticas que no son legales, tal como ocurrió con este usuario que escribía reseñas falsas en TripAdvisor.

Sin embargo, nadie había llegado tan lejos como Arnstein para defender su negocio, o al menos que haya sido descubierto.

Más en TekCrispy