Investigaciones previas han demostrado que el riego de desarrollar cáncer de mama se reduce tanto por el número de hijos que tiene una mujer como por la edad a la que los da a luz, pero no se conoce bien cómo influyen estos factores en la etiología de la enfermedad.

En este sentido, los resultados de un nuevo estudio sugieren que la duración del embarazo puede ser clave. Los científicos encontraron que los cuerpos de las mujeres experimentan un cambio notable durante una semana específica del embarazo que puede reducir significativamente su riesgo de desarrollar cáncer de mama en el futuro.

Semana crucial

El equipo de investigación estudió una enorme base de datos de casi cuatro millones de mujeres en Dinamarca y Noruega, desde el año 1978 hasta 2014. Para el estudio se consideró la edad en que cada una de las mujeres dio a luz, en qué punto en el embarazo ocurrió cada nacimiento y si contrajeron o no el cáncer de mama más adelante en la vida.

El riego de desarrollar cáncer de mama se reduce tanto por el número de hijos que tiene una mujer como por la edad a la que los da a luz.

El análisis de la data reveló que las mujeres que dieron a luz después de la semana 34 tenían un riesgo promedio 13,6 por ciento menor de desarrollar cáncer de mama, en comparación con las mujeres que no tenían hijos.

Para los embarazos que terminaron una semana antes, la reducción en el riesgo todavía estaba allí, fue de sólo de 2,4 por ciento.

Pero esto no es todo; los investigadores encontraron que la mujer que experimentaba un segundo embarazo y alcanzaba el umbral de las 34 semanas, el riesgo se reducía a un 16,9 por ciento, y en el caso de un tercer embarazo, el riesgo relativo de desarrollar cáncer de mama después de las 34 semanas se redujo en un 37,7 por ciento.

El estudio encontró que un segundo y tercer embarazo que alcance el umbral de las 34 semanas, reduce de manera significativa el riesgo a desarrollar cáncer de mama.

Antes de los 30

Aunque la reducción del riesgo a desarrollar la enfermedad después de la semana 34 es notable, hay un factor a tener en cuenta: los datos indican que la protección adicional contra el cáncer de mama sólo beneficia a las mujeres menores de 30 años.

El investigador Mads Melbye, profesor en el Departamento de Medicina Clínica de la Universidad de Copenhague y autor principal del estudio, expresó:

“No sabemos con certeza a que se debe este vínculo; es posible que el cuerpo de la mujer envíe una señal después de las 34 semanas de embarazo para aumentar la inmunidad contra las causas ambientales del cáncer de mama.”

Si bien la reducción del riesgo a desarrollar cáncer de mama a la semana 34 es notable, los datos indican que sólo se benefician las mujeres menores de 30 años.

Los autores del estudio puntualizan que los hallazgos de esta investigación proporcionan una pista para comprender mejor los cambios hormonales y celulares durante este último período de embarazo.

Referencia: Pregnancy duration and breast cancer risk. Nature Communications, 2018. https://doi.org/10.1038/s41467-018-06748-3

Más en TekCrispy