Muchos animales usan su olfato para recibir información del entorno; esto es particularmente importante en sus procesos de socialización. En este sentido, la mayoría de los animales usan señales olfativas para reconocer a los miembros de su familia y para escoger parejas genéticamente adecuadas.

No obstante, algunos mamíferos, como los primates y el ser humano, tienen un sentido del olfato inferior.  Por tanto, las investigaciones sobre el olfato en estas especies ha sido dejada de lado; sin embargo, recientemente, un equipo de investigadores demostró que los chimpancés emplean señales olfativas para el reconocimiento de los miembros de sus grupos sociales.

Se pone a prueba el olfato de los chimpancés

Contrario a lo que se pensaba, los grandes primates, como los chimpancés, usan su sentido del olfato para reconocerse entre sí. Para demostrar esto, un equipo de investigadores desarrollaron un experimento; específicamente, los científicos le presentaron diferentes olores a un grupo de chimpancés: orina de miembros de su grupo, de primates extraños y una sustancia sin olor.

Curiosamente, se observó que la primera reacción de los chimpancés fue oler las muestras; dado lo que se pensaba sobre su sentido del olfato, se esperaría que observaran o manipularan dichas muestras. Adicionalmente, los investigadores descubrieron que los chimpancés lograban discriminar entre el aroma de los miembros de su manada y de otros chimpancés ajenos a su grupo.

En este sentido, los chimpancés se dedicaron a olfatear durante más tiempo las muestras pertenecientes a los miembros de su manada. Aún más, este tiempo aumentaba si los olores pertenecían a miembros estrechamente relacionados a los primates que participaron en el estudio. Por tanto, se tienen evidencias de que los chimpancés usan su sentido del olfato para reconocer a sus parientes.

El olfato de los chimpancés favorece su supervivencia

Dados los resultados, los investigadores concluyen que los chimpancés, tal como otros animales, emplean señales olfativas para comunicarse y reconocerse entre sí. Esto descarta planteamientos referentes a la poca capacidad olfativa de los grandes primates.

Al respecto, los investigadores explican que los chimpancés son territoriales, por tanto, los encuentros entre distintas manadas suelen ser hostiles; de esta manera, las señales olfativas cobran especial importancia para localizar otros animales e identificarlos como parte de la manada o extraños; esto favorece su supervivencia y el funcionamiento del grupo.

Adicionalmente, es necesario tener en cuenta el hábitat natural de los chimpancés; estos animales suelen vivir en bosques densos donde la visibilidad es limitada, por tanto, el olfato representa un sentido de gran importancia para la supervivencia de la manada.

Finalmente, los investigadores proponen que estudios como estos ayudan a comprender los procesos evolutivos detrás de la comunicación química de los primates. Por lo tanto, se recomiendan continuar la línea de investigación a fin de comprender a cabalidad los mecanismos que subyacen a la comunicación química entre los primates.

Referencia:  Group and kin recognition via olfactory cues in chimpanzees (Pan troglodytes), (2018). http://dx.doi.org/10.1098/rspb.2018.1527 

Más en TekCrispy