Una de las firmas chinas que mayores avances ha demostrado en materia de Inteligencia Artificial (IA) es Baidu, pese a que sus méritos en este sector no sean totalmente reconocidos como en el caso de Google o Microsoft. Por ejemplo, Baidu cuenta actualmente con su propio chip de IA, un sistema operativo basado en esta tecnología e incluso algoritmos para detectar el cáncer.

Ahora, Baidu ha anunciado un nuevo sistema de traducción en tiempo real basado en IA, que utiliza aprendizaje automático para predecir las siguientes palabras de los oradores. Según la compañía, esto se debe a que su sistema es el primero en el mundo con ‘latencia controlable’.

El nombre de la tecnología es STACL (traducción simultánea con anticipación y latencia controlable), y Baidu asegura que será de gran utilidad para los usuarios que buscan exactitud en los sistemas de interpretación. Actualmente, la llamada ‘interpretación consecutiva’ depende siempre de que el orador haya detenido el habla, por ejemplo, al finalizar una oración.

Básicamente, el problema de la traducción consecutiva radica en los tiempos de espera prolongados, que muchas veces interrumpen la fluidez de una conversación entre los usuarios que hablan. Por esta razón, muchas embajadas del mundo buscan siempre intérpretes que ofrezcan traducción en tiempo real a los pocos segundos de haber iniciado la intervención del orador.

A través de una publicación en su blog, Baidu dijo que este tipo de situaciones generan una gran necesidad de contar con sistemas automatizados para ampliar el acceso a la traducción en tiempo real.

Científicos utilizan IA para estudiar el origen de los conflictos religiosos: esto fue lo que descubrieron

Competidores como Google Translate son eficientes para tareas del día a día de los usuarios, pero la traducción e interpretación simultánea va mucho más allá, asumiendo los desafíos de orden de palabras en los idiomas. Con respecto a otras herramientas de traducción de la actualidad, Baidu dijo:

Prácticamente todos los sistemas de traducción comerciales en “tiempo real” todavía utilizan métodos de traducción convencionales de oración completa (es decir, no simultáneos), lo que provoca la latencia indeseable de al menos una oración, ocasionando que el usuario no esté sincronizado con el altavoz.

En este sentido, la compañía asegura haber logrado reducir el nivel de latencia a menos de 1 segundo con la ayuda de STACL, anticipando de manera óptima las próximas palabras de la persona que habla, al igual que ocurre con los intérpretes humanos.

Además, STACL permitirá a los usuarios establecer la latencia que deseen (de 1 a 5 palabras de distancia antes de iniciar la traducción), algo sumamente favorable en idiomas como el español o el francés, donde la estructura gramatical es sencilla en las oraciones, al igual que su orden. En este caso, se utilizaría una latencia baja.

Según Baidu, STACL no pretende reemplazar a los traductores humanos, sino más bien hacer que este tipo de herramientas estén disponibles para todos cuando los traductores humanos no estén presentes. Se espera que la compañía utilice la tecnología en su próxima conferencia tecnológica en noviembre.

Más en TekCrispy