Hacia finales de septiembre, los usuarios del nuevo iPhone XS y del iPhone XS Max comenzaron a quejarse porque la cámara estaba sacando selfies con un filtro que parecía suavizar el aspecto de la piel. En su momento, un canal en YouTube realizó un video sobre el filtro y lo nombró beautygate.

Varios usuarios comentaron en redes como Reddit que el efecto era como si estuvieran usando maquillaje o utilizando un filtro de aerógrafo o de Snapchat, y les disgustó a muchos.

Aunque Apple nunca hizo comentarios al respecto, ahora la compañía le anunció a The Verge que en el próximo iOS 12.1 se solucionará el problema del criticado filtro, el cual resulta ser un bug en el sistema de la cámara Smart HDR que arrojaba como resultado fotografías con aspecto difuminado, tal como los filtros que utilizan teléfonos como Samsung.

¿En qué consiste el bug?

Según la explicación proporcionada por Apple a The Verge, el error hacía que el sistema Smart HDR escogiera un cuadro equivocado para que la tecnología HDR la procesara, teniendo que, en lugar utilizar un cuadro con una velocidad de obturación más rápida para congelar el movimiento y por ende captar mayor detalle, escogía un cuadro que utilizaba una velocidad de obturación más lenta.

En consecuencia de la velocidad de obturación más lenta y aunada a que la cámara frontal del iPhone XS no tiene una estabilización óptima de imágenes, la calidad de la toma resultaba en una imagen con menos detalles y más borrosa, con una apariencia difuminada.

Adiós, beautygate

Tantas críticas lograron que Apple solucionara el problema para el próximo iOS 12.1, en el que se espera que la cámara escoja el cuadro más nítido para obtener tomas con más detalles y sin difuminar.

En todo caso, ya la versión 12.1 del ios está en beta y muy pronto estará disponible para todos, por lo que los usuarios de iPhone XS se pueden ir despidiendo de beautygate, pues desaparecerá con la actualización.

Más en TekCrispy