Internet podría volverse un espacio bastante cerrado y limitado para los creadores de contenido, y en consecuencia, para el resto de los usuarios. El pasado septiembre, la Unión Europea votó a favor de una ley de derechos de autor que podría cambiar la manera en cómo vemos el internet, y en los días consiguientes añadieron más artículos que podrían afectar los contenidos que compartimos en redes sociales y hasta la transmisión de eventos deportivos y musicales.

Hoy YouTube insta a los creadores de contenido a unirse a la protesta en contra de esta ley, pues, en palabras de Susan Wojcicki, directora ejecutiva de YouTube, “amenaza la habilidad de millones de personas –desde creadores hasta usuarios– de subir contenido a plataformas como YouTube”.

En una extensa carta publicada en el blog de creadores de YouTube, la directora Wojcicki describe detalladamente todos los inconvenientes que representa esta nueva medida, específicamente el Artículo 13, como ya se conoce en los medios.

Una amenaza contra la libertad de expresión y de información

No solo atenta contra la economía creativa de millones de productores de contenido que hacen vida en la plataforma, sino también a la libertad de expresión y de información de los usuarios que cada día buscan maneras de nutrir su educación en diversas áreas que abarcan desde el aprendizaje de idiomas hasta millones de tutoriales, tal como se señala en el documento.

Trump acusa a las redes sociales de silenciar millones de voces y advierte que puede ser “muy peligroso”

En la carta también se resalta la importancia de la creación de la herramienta Content ID –con sus fallas a mejorar, claro está– para ser justos con los derechos de autor de todos los creadores que suben su contenido a YouTube.

No es la primera vez que esta legislación presenta objeciones. Hace meses, un grupo de personalidades del internet –entre los que se encuentra Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web– en la que advertían que la ley podría representar “un paso sin precedentes hacia la transformación del internet de una plataforma abierta para compartir e innovar en una herramienta para la vigilancia automática para controlar a sus usuarios”.

La ley aún no entra en vigencia y aún falta para que se presente una propuesta final de la misma ante la Unión Europea que será votada el año que viene.

Más en TekCrispy