Esta nueva estructura celular ayuda a que las células se mantengan adheridas al tejido durante el proceso de división celular.

Recientemente, un equipo de investigadores ha descubierto un nuevo tipo de estructura celular en tejido humano que favorece la adhesión de las células en su entorno; adicionalmente, esta estructura tiene un importante rol en el proceso de división celular.

Esta nueva estructura celular, llamada adherencias reticulares, en atención a su particular forma de red, está compuesta por proteínas que son utilizadas por las células en el proceso de división para mantenerse adheridas a su entorno.

Identifican un nuevo tipo de estructura celular en tejido humano

El descubrimiento estuvo a cargo de investigadores del Instituto Karolinska, en Suecia, quienes contaron con la participación de científicos del Reino Unido. Al respecto, los investigadores plantean que las células, para mantenerse adheridas a su tejido matriz, poseen una serie de moléculas receptoras en su superficie que permiten controlar el ensamblaje de los complejos proteínicos en su interior.

En este sentido, los complejos de adhesión garantizan la conexión entre el interior de la célula y el entorno exterior; por tanto, estos complejos adherentes envían señales a la célula sobre su entorno particular, influyendo sobre sus propiedades y sobre su comportamiento.

A este respecto, haciendo uso de técnicas tales como microscopía confocal y espectrometría de masas, los investigadores analizaron tejidos celulares humanos, descubriendo un nuevo tipo de estructura celular que favorece la adhesión de las células, así como también la retroalimentación entre los procesos externos a ellas y lo que ocurre en su interior.

Las funciones de este nuevo tipo de estructura celular aún deben ser develadas

Así luce la estructura celular recién descubierta. Créditos: Karolinska Institutet.

En los organismos vivos, las células están rodeadas por una estructura que tiene forma de red, denominada matriz extracelular. A fin de mantenerse unidas a esta matriz, las células poseen receptores. Hasta el momento, los complejos de adhesión conocidos, se disuelven durante el proceso de división celular, puesto que, de otra forma este proceso no podría llevarse a cabo.

No obstante, la nueva estructura celular, llamada adherencias reticulares, no se disuelve. Más bien, el complejo adherente permanece y une a la célula al tejido durante el proceso de división celular. Esto llamó la atención de los investigadores, quienes se encuentran asombrados de que en pleno 2018 aún se estén descubrieron nuevas estructuras celulares.

Sobre esto, se plantea que la mencionada estructura celular también tiene el rol de controlar la capacidad de las células hijas para ocupar el lugar que les corresponde luego de la división celular. Así, cuando los investigadores bloquearon el funcionamiento de las adherencias reticulares, se observó la interrupción de este mecanismo de memoria celular.

Por el momento, no son muchas las funciones que se han descubierto respecto a esta nueva estructura; sin embargo, los investigadores sugieren que puede estar involucrada en otros mecanismos, además de la división celular. Por tanto, se tienen propuestas nuevas investigaciones a fin de determinar con claridad cuáles son las funciones de este nuevo complejo de adhesión en los organismos vivos.

Referencia: Reticular adhesions are a distinct class of cell-matrix adhesions that mediate attachment during mitosis, (2018). https://doi.org/10.1038/s41556-018-0220-2

Más en TekCrispy