Sudafrica Banco Central

Según el Informe Mundial de Pagos 2018 del grupo bancario francés BNB Paribas y la compañía de TI Capgemini, Sudáfrica es el país más amigable con la criptomoneda de todo el continente africano.

Es destacable la asimilación de África de las tecnologías modernas. Los pagos a través de Smartphone se han expandido particularmente rápido en Kenia, Uganda y Zimbabwe. Sin embargo, es Sudáfrica la economía más sofisticada del continente.

El país una vez gobernado por Mandela lidera en regulación, adopción y desarrollo de las criptomonedas. Allí se congregan varios Exchanges importantes y además poseen algunos cajeros automáticos de bitcoin. Incluso algunas empresas extranjera de la industria buscan invertir en el país.

El estudio asegura que todo se debe a la mentalidad abierta del Banco de la Reserva de Sudáfrica. Aunque el regulador no reconoce la criptomoneda como moneda de curso legal, no ha impedido el comercio de ellas. El banco anunció planes para crear pautas para los mercados de criptomonedas en el país. También ha probado un código de sistema de liquidación interbancaria llamado Proyecto Kohka, que se ejecuta en la blockchain de Ethereum, con el objetivo de acelerar los pagos.

Esta actitud contrasta con la de países como Nigeria, cuyo banco central comparó a las crioptomonedas con esquemas Ponzi. Esto a pesar de ser la mayor economía del continente, con un PIB de $ 376 mil millones. “El banco central de Nigeria también impuso una prohibición completa de bitcoin y similares” dice el informe.

Cabe destacar que el informe también indica que el creciente número de transacciones electrónicas puede proporcionar beneficios sobre todo a países como los de África, que yacen bajo el flagelo de la corrupción y de la inestabilidad política. Esto porque, por lo menos en el caso de las criptomonedas, defienden a los pueblos de la inflación, generada por la incompetencia de los gobiernos; así como también de las expropiaciones por parte de estados autoritarios.