A principios de semana, Microsoft habló sobre su sistema Component Firmware Update  (CFU), su nuevo proyecto open source, cuyo fin es proporcionar a desarrolladores controladores y firmwares actualizados.

El protocolo CFU está alojado en GitHub, a disposición de todos los devs que desean hacer pruebas y mantenimiento de equipos con Windows.

Por supuesto, este protocolo fue creado por Microsoft para garantizar que las actualizaciones de firmwares y drivers no causen interrupciones al usuario.

Recordemos que en Windows, las actualizaciones llegan a través del sistema de entrega de software de Windows Update, pero el componente de destino controla si se aplica la actualización o no.

El equipo de dispositivos de Microsoft se complace en anunciar el lanzamiento de un modelo de código abierto para la Actualización de firmware de componentes para desarrolladores de sistemas de Windows – Actualización de firmware de componentes (CFU).

El software de fábrica o firmware de los componentes debe actualizarse para funcionar de manera correcta. Por lo que CFU garantizará que si un componente es compatible, recibirá el firmware mediante el protocolo y lo reenviará a otros componentes, –sin necesidad de que descargues alguna herramienta que indique que te hacen falta drivers.

Estamos compartiendo el protocolo CFU, la muestra del controlador, el código de muestra del firmware y la muestra de la herramienta. Esto apunta a permitir que los desarrolladores de sistemas y periféricos aprovechen este protocolo, apoyen su desarrollo, empujen las actualizaciones de firmware de forma fácil y automática a muchos de sus componentes de firmware.

Aunque se encuentra en desarrollo, la firma de Redmond tiene bien claros sus objetivos en torno a este CFU, entre los que podemos mencionar: que el sistema proporcione actualizaciones sin que afecte directamente al usuario o sin que lo note

Asimismo, la actualización debe realizarse a través de los drivers de Windows Update. También debe ser capaz de esperar que una actualización del dispositivo esté disponible para ejecutarse.

Además señalan, que los drivers no deben conocer las especificaciones de una actualización más allá del componente del dispositivo al que enviarla.

Por mencionar algunas, el resto de los requerimientos de este proyecto puedes seguirlo en este enlace.

La implementación de este protocolo puede traducirse en mayor rapidez y eficiencia a la hora de buscar o detectar que un componente (driver o firmwares) necesita ser actualizado.

Aunque CFU se encuentra en fase de pruebas, la compañía no ha asegurado si este método será adoptado por todas las versiones Windows.

Más en TekCrispy