En la actualidad, los memes son una parte muy importante de nuestra cultura. Todos los días vemos, al menos, un meme, bien sea porque apareció en alguna de nuestras redes sociales o porque lo recibimos directamente de alguno de nuestros conocidos. En este sentido, los memes sirven para todo, desde hacer reír a alguien o expresar nuestros sentimientos de una forma humorística, hasta campañas políticas y publicitarias; de hecho, ¿Quién no se ha librado de una situación incómoda usando un meme?

Así, los memes se han colado en nuestra cotidianidad y se han vuelto una pieza de suma importancia en nuestras vidas; sin embargo, el origen de los memes sigue siendo un misterio.

Al respecto, recientemente, una usuaria de Twitter publicó lo que podría ser el primer meme de la historia; no obstante, tal como se verá más adelante, es posible que desde hace mucho tiempo atrás, el ser humano esté usando esta estrategia como forma de comunicación. Aun así, antes de empezar, demos un repaso sobre lo que es realmente un meme y cuál es su importancia para la cultura.

Los memes son más que una imagen jocosa

El tema de los memes puede parecer una banalidad; sin embargo, revierte una importancia de la que no muchos son conscientes. La palabra meme fue acuñada por Richard Dawkins, un etólogo, zoólogo, biólogo evolutivo y divulgador científico, en un libro publicado en 1976, llamado “The Selfish Gene”.

Así, el término meme se trata de un acortamiento de una palabra griega que se traduce como “cosa imitada”. En líneas generales, su planteamiento busca explicar cómo los memes permiten la difusión de ideas, creencias y fenómenos culturales. De esta forma, Dawkins define los memes como ideas, comportamientos o estilos que son transmitidos de persona a persona dentro de un grupo cultural, con el objetivo de difundir un mensaje.

Entonces, los memes funcionan como unidades de transmisión de estas ideas, símbolos o prácticas culturales a través de un gran número de individuos, bien sea por medios escritos, gráficos, gestuales, entre otros. De hecho, se propone que los memes son los análogos culturales de los genes, ya que se replican a sí mismos, evolucionan y responden a los principios de la selección natural.

Tal como se puede observar, los memes son fenómenos virales que evolucionan por selección natural, tal como ocurre con la evolución biológica; es decir, forman parte de procesos de variación, mutación, competencia y herencia, lo que influye sobre su éxito. De esta forma, un meme se propaga a partir del comportamiento que genera en sus usuarios; aquellos que no son prolíficos, se extinguen, mientras que el resto sobrevive, se propaga y muta.

En resumen, un meme no solo es un simple dibujo con un mensaje jocoso. Un meme es una unidad de transmisión de información cultural que influye sobre nuestro comportamiento, lo que le permite propagarse y evolucionar. En este punto, vale la pena preguntarse respecto al origen de este particular modo de comunicación.

¿El primer meme de la historia?

Muchos pudiesen pensar que los memes son producto de la revolución de los medios digitales que se han vuelto parte de nuestra vida cotidiana en la actualidad; pero no, los memes existen desde hace mucho tiempo, antes de la existencia de Facebook, Twitter, WhatsApp, entre otros. A este respecto, recientemente se ha creado un revuelo gracias a la publicación en Twitter de lo que pudiese ser el primer meme de la historia.

Una usuaria, llamada @YoRHaw, publicó un tweet con una ilustración que pudiese considerarse como primer meme de la historia. La ilustración forma parte de una publicación de la revista The Judge, de 1921, en la que se puede ver la clásica comparación “como crees que te ves… como realmente te ves”. Esto demuestra que antes de la popularización de internet, ya los memes formaban parte de nuestra vida.

Específicamente, en la ilustración, podemos ver en la parte izquierda la figura de un hombre atractivo bajo la que reza la frase: “Como crees que sales cuando te hacen una foto”. Del lado derecho, en contraposición a esa primera proposición, podemos observar a un hombre desaliñado y poco atractivo, en la que se describe: “Como sales realmente”.

De ser esto cierto, todo parece indicar que la humanidad tiene casi un siglo usando memes; mucho más de lo que los pioneros de Internet quisieran admitir. No obstante, si afinamos la búsqueda, esto pudiese remontarse a mucho tiempo atrás en la historia.

Los memes han estado con nosotros desde mucho antes de lo que pensamos

El diccionario Oxford de la lengua inglesa define un meme como un elemento cultural o de comportamiento que se transmite de persona a persona y de generación en generación; esto incluye palabras, ideas, imágenes y cualquier forma de comunicación. Así, esto es cónsono con el planteamiento de Dawkins sobre el paralelismo entre los genes y los memes como mecanismos de transmisión de información; en el primer caso, se trataría de información biológica, mientras que en el segundo, de información cultural.

Partiendo de estos planteamientos, un meme es cualquier concepto que es compartido por muchas personas hasta que este cobra vida propia, viralizándose y evolucionando. Si tomamos esto como una realidad, la ilustración de 1921 no sería el meme de mayor antigüedad en la historia. Veamos algunos memes más antiguos.

El triángulo de tres liebres

En esta imagen, podemos ver tres liebres que forman un triángulo; además, las orejas de cada una de ellas se superponen, de forma que parece que una oreja de pertenecer a dos conejos al mismo tiempo.

No es mucho lo que se sabe sobre el origen de este símbolo, sin embargo, se sabe que fue viralizado en la Edad Media, aproximadamente durante el año 600 D.C., encontrándose en territorios que abarcan desde Europa, Medio Oriente hasta Asia. De esta manera, esta imagen gozó de gran popularidad, acuñándose en iglesias, libros, escudos, entre otros.

El cuadrado Sator

Esta imagen fue descubierta en un grabado en piedra en Pompeya; sin embargo, también ha sido encontrada en iglesias de la Edad Media en territorios tales como Italia, Inglaterra, Francia, entre otras naciones. Tal como podemos observar, en la imagen se forma un palíndromo, en el que se leen, desde cualquier dirección, las palabras “SATOR, AREPO, TENET, OPERA, ROTAS”.

Sobre su traducción, se ciñen una serie de controversias, ya que la palabra AREPO, además de ser una palabra desconocida, no tiene un equivalente en otros idiomas. Sin embargo, a grandes rasgos, la frase significa “Suficiente poder para orar y para trabajar a diario”.

Pene grabado en una pared romana

Los adolescentes se creen graciosos e innovadores al hacer dibujos de penes en las paredes de baños y, en general, sobre cualquier superficie. Sin embargo, como podemos observar, se han encontrado símbolos, grabados y dibujos fálicos que datan de hace más de 9.000 años. De hecho, estos símbolos eran comunes en Grecia y en la Antigua Roma; allí, además de ser grabados como símbolos de fertilidad, eran usados de forma cómica y provocadora.

Memes del siglo XX y XXI

Muchas imágenes, similares a la encontrada en la revista  The Judge, se han publicado en revistas y periódicos a modo de sátira desde el siglo XX. De esta manera, desde esa época, se han usado chistes, tanto escritos como gráficos, para hacer burla de situaciones de la vida cotidiana.

Aún más, los chistes gráficos, desde hace mucho tiempo, se han utilizado para transmitir ideas que, en un tono jocoso, giran en torno a críticas políticas y sociales, tal como lo haría actualmente, el popular semanario satírico francés Charlie Hebdo.

En conclusión, a primera vista, el tema de los memes pudiese parecer poco relevante, ya que muchos considerarían que se trata de una de tantas formas de hacer humor. Sin embargo, detrás de los memes se esconde un fascinante patrón de comunicación que ha estado presente desde las épocas más antiguas de la humanidad.

Referencias:

  1. From symbolic values to symbolic innovation: Internet-memes and innovation, (2018). https://doi.org/10.1016/j.respol.2018.02.014
  2. Gene and Meme, (2018). https://doi.org/10.1016/B978-0-12-809633-8.20756-5

Más en TekCrispy