El portal CyberScoop destaca las declaraciones del director del Departamento de Inteligencia Nacional, Dan Coats, que aseguran no haber visto evidencia de los intentos de China por implantar microchips en los servidores de Apple y Amazon.

Coats se refiere al reporte que publicó Bloomberg a principios de octubre en el que aseguraba que China había instalado los microchips maliciosos para tener acceso a información confidencial. En el reportaje citaron a 17 fuentes entre compañías y servicios de inteligencia que confirmaban el presunto espionaje.

Sin embargo, Coats afirma que “no hemos visto evidencia de eso, pero no lo estamos tomando por sentado”  y añadió que a pesar de ello, “siempre estamos observando”.

Las declaraciones del director surgen a raíz de reportes previos del Departamento de Seguridad de Estados Unidos, así como de la agencia de inteligencia de Reino Unido, que aseguran que no hay razones para dudar de las declaraciones de Apple y Amazon que niegan la historia de Bloomberg.

A raíz de las negativas de los expertos, la historia de Bloomberg comenzó a perder poder y veracidad, aunque sigue siendo una información delicada que no se debe pasar por alto. Durante un evento, Coats se dirigió sobre el tema de los ataques a las cadenas de suministro como una amenaza que el Estado tiene en la mira con respecto a sus esfuerzos por defender la ciberseguridad.

Llamó la atención de los presentes al respecto, expresando que tuviesen cuidado con las cadenas de suministro: “Entiendan que las amenazas cibernéticas a sus cadenas de suministro son un problema insidioso que podría poner en peligro la integridad de sus productos”.

Coats no es el primer experto en hacer referencia al dudoso reporte de Bloomberg. A principios de octubre, el consejero senior de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), Rob Joyce, expresó sus preocupaciones sobre la nota, al considerarla una distracción de lo verdaderamente importante y dijo que tal vez estarían “persiguiendo sombras”.

Más en TekCrispy