A raíz de la millonaria multa que la Unión Europea de casi 5 mil millones de dólares impuso a Google por obligar a sus fabricantes a preinstalar el paquete de Google Search y Chrome, la compañía anunció que comenzará a cobrar a sus fabricantes europeos por usar sus aplicaciones de Android, puesto que ya no estarán incluidas en el software.

De acuerdo con un documento secreto de Google citado por The Verge, el costo de la suite Google Mobile Services rondará los 40 dólares, la misma incluye aplicaciones como la Play Store. Según el portal, se espera que la medida entre en vigencia a partir del 1 de febrero de 2019.

Sin embargo, Google les planteará una opción a los fabricantes para que evadan el costo. La compañía planea ofrecer paquetes especiales que ya incluyan la suite de aplicaciones, según informó una fuente.

El pasado martes, informamos sobre la decisión de Google de actualizar los acuerdos de compatibilidad con los fabricantes de dispositivos móviles que establecerán de ahora en adelante la manera en que se utiliza Android en sus productos.

La decisión fue resaltada en una publicación en el blog oficial de la compañía, escrita por Hiroshi Lockheimer, quien además adelantó el pago de la tarifa de la licencia, pero no se había asomado el valor del mismo. Google ha sido hermético con respecto a este aspecto, pero ahora los documentos revelan la posible tarifa.

Tarifas variables según su ubicación

No obstante, los 40 dólares no son fijos, de hecho, los precios podrían variar de acuerdo con el país donde se venda el dispositivo. Según explica The Verge, cuando se trata de impuestos, Europa se divide en tres niveles. El tercer nivel está integrado por aquellos países que pagan las tasas de impuestos más altas y son Reino Unido, Suecia, Alemania, Noruega y Holanda.

En estos países, los fabricantes de dispositivos de más de 500 ppi tendrán que pagar los 40 dólares, mientras que los que están entre 400 y 500 ppi, podrían pagar unos 20 dólares. Los dispositivos con menos de 400 ppi solo deberán pagar 10 dólares por la suite de aplicaciones.  Ahora, los dispositivos de baja gama podrían pagar únicamente 2.50 dólares por la tarifa.

No habrá ingresos por búsquedas de Google

Otro aspecto a resaltar del documento secreto es que los fabricantes que decidan no instalar la suite de aplicaciones de Google, no obtendrán ingresos por las búsquedas realizadas en Google.

The Verge rescata del documento que al no preinstalar Google Chrome ni colocarlo en la pantalla de inicio, “la compañía no tendrá derecho a recibir ninguna porción de los ingresos generados por Google Chrome”.

Ante la interrogativa del portal sobre la veracidad de esta información a Google, la compañía decidió no comentar nada al respecto.

Más en TekCrispy