Un equipo de neurocientíficos de la Universidad Johns Hopkins ha identificado una señal cerebral que, ante varias opciones, puede ayudarnos a decidir qué platos probar; una situación a la que las personas se enfrentan a diario en bufets, recepciones, cuando examinan los menús de los restaurantes o lo que hay en el refrigerador.

El hallazgo sugiere que esta área del cerebro podría ser clave para desarrollar terapias y tratamientos que fomenten una alimentación saludable.

Decisiones dependientes del contexto

A fin de determinar cómo el cerebro decide qué y cuánto comer cuando a una persona se le presentan varias opciones de buena comida, los investigadores realizaron una serie de experimentos en ratas.

Ante varias opciones de comida es frecuente entrar en indecisiones.

Los investigadores dieron a las ratas dos bebidas azucaradas similares. Las ratas preferían la elaborada con sacarosa sobre la que contenía maltodextrina, y cuando recibían sacarosa, la lamían más rápido.

Durante varios días, se les dio a las ratas una bebida u otra, mientras que los investigadores registraban sus actividades cerebrales justo en el momento en que los animales reconocían cuál bebida tomaban.

El equipo identificó las neuronas que registraron entusiasmo por la bebida de sacarosa y la decepción por la bebida de maltodextrina en un área del cerebro que se conoce como pálido ventral.

Posteriormente, el equipo les suministró a las ratas la bebida de maltodextrina o agua pura.

El hallazgo podría servir para fundamentar el desarrollo de terapias y tratamientos que fomenten una alimentación saludable.

Cuando a las ratas se les dio maltodextrina, sus neuronas pálidoventrales registraron una potente señal de entusiasmo, tal como lo habían hecho anteriormente con la sacarosa.

La respuesta sugiere que esta área del cerebro toma decisiones dependientes del contexto y se concentra en la mejor opción de comida en un momento dado.

Una región influyente al momento de decidir

Aunque anteriormente ignorada, los resultados muestran que la región pálido ventral, es muy importante cuando se trata de decidir qué y cuánto come una persona.

Durante mucho tiempo se ha asociado el pálido ventral con la percepción de la recompensa y el placer, pero se pensaba que tenía un papel más secundario.

los resultados del estudio muestran que la región pálido ventral, es muy importante cuando se trata de decidir qué comer.

El investigador David Ottenheimer, académico en el Departamento de Neurociencia de la Universidad Johns Hopkins y coautor del estudio, se refirió a los resultados y manifestó:

“Nuestros datos sugieren que una mayor investigación del pálido ventral será fundamental para entender cómo tomamos decisiones sobre la alimentación. Si queremos averiguar por qué un alimento puede ser emocionante en un escenario y decepcionante en otro, el pálido ventral podría ser la clave.”

Los autores de la investigación expresan que en general, los hallazgos alientan el estudio adicional de la función del pálido ventral, a fin de caracterizar mejor su papel distintivo en el procesamiento de recompensas, y esperan que estos avances fomenten el desarrollo de nuevas terapias que impulsen una alimentación saludable.

Referencia: Ventral pallidum encodes relative reward value earlier and more robustly than nucleus accumbens. Nature Communications, 2018. https://doi.org/10.1038/s41467-018-06849-z

Más en TekCrispy