Instagram Crashing

Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), una de las empresas globales más importantes de fabricación de chips, predice un crecimiento en las ganancias del último trimestre del año, pero espera un contrabalanceo debido a la baja demanda de hardware de minería de criptomonedas, de acuerdo con un reporte de Reuters.

TSMC, una de las empresas más importantes de la industria, prevé un crecimiento “modesto” de las ganancias en este trimestre, debido principalmente a grandes ventas de chips de alta tecnología para smartphones. De acuerdo con el reporte, el incremento esperado de las ganancias sería de entre 9.35 millardos de dólares a 9.45 millardos, en comparación con los 9.21 millardos del año pasado.

Sin embargo, este crecimiento esperado será contrarrestado por la baja venta de equipos de minería de criptomonedas.

Si bien Lora Ho, el CFO de la compañía, reveló que la empresa sigue teniendo muchísima demanda por el 7 nanometre para un número importante de smartphones de alta tecnología, el ejecutivo señaló que existían “debilidades continuas” en la demanda de equipos de minería, lo que podría tener un impacto negativo en las ganancias de la empresa.

Por otra parte, la empresa aclaró que, si bien sus ganancias por el desarrollo de chips para teléfonos premium continuarán en aumento, el mercado de smartphones de gama media caerá este año.

Apple, el cliente más importante de TSMC, sería un contribuidor clave en el crecimiento del último trimestre de las ganancias de la empresa, debido principalmente al lanzamiento de sus nuevos modelos de iPhone.

Sin embargo, esto no sería suficiente para contrarrestar los reportes negativos de la empresa referentes a la escasa demanda de equipos de minería de criptomonedas debido a lo poco lucrativa que se ha vuelto esta práctica.

En abril de este año, la compañía bajó sus ganancias estimadas debido al a incertidumbre en la demanda de equipos de minería de criptomonedas. Posteriormente, en julio, volvieron a predecir una caída en sus ganancias anuales debido a que los mineros preferían chips de bajo poder en lugar de las soluciones de alta tecnología de TSMC, debido principalmente a la volatilidad del mercado y las fuertes regulaciones que ha sufrido la industria este año.