Tras cometer fraude con un esquema Ponzi, el ciudadano Nicholas Gelfman fue ordenado por la Comision de Intercambio de Futuros (CFTC) ordenó el pago de hasta $2.5 millones de dólares en Bitcoins (BTC).

El caso dio inicio entre el 2014 y el 2016, cuando Gelfman constituyó su empresa ‘Gelfman Bluepint Inc.’ (GBI), a través del cual obtuvo más de $600 mil dólares en concepto de estafas a inversionistas, prometiendo altas tasas de retornos gracias al algoritmo de negociación de la empresa.

El esquema consistía básicamente en usar el dinero obtenido para pagarle a clientes previos, perpetuando así el fraude de forma indefinida.

Después de una investigación profunda, el CFTC exhortó que el residente pagará $2.5 millones de dólares en concepto de restitución por daños y sanciones legales.

En este sentido, el director de la división de cumplimiento de la CFTC, James McDonald, comentó que:

Como se muestra en esta serie de casos, la CFTC está decidida a identificar a los malos actores en estos mercados de divisas virtuales y hacerlos responsables. Estoy agradecido a los miembros de la Comisión de cumplimiento legal sobre monedas digitales por su trabajo incansable en momentos así.

Tal como el reporte de las autoridades indicó, los fondos de las víctimas aún no han sido restituidos, principalmente debido a que Gelfman y su empresa no tienen el capital que se necesitará tras pagar las sanciones impuestas.

Aún así, el culpable deberá buscar una forma de cumplir con los US$555 mil en pagos a los clientes estafados, y el resto de los US$1.8 millones en penalidades impuestas por las autoridades de la CFTC.